El industrialismo de los narradores de béisbol en Cuba: un mal que no acaba nunca

Públicamente como es lógico, se trata de solapar pero nuestros queridos comentaristas no pueden aguantar la emoción y le ponen toda su energía positiva a la selección de la capital
Públicamente como es lógico, se trata de solapar pero nuestros queridos comentaristas no pueden aguantar la emoción y le ponen toda su energía positiva a la selección de la capital
Por Alexander García Milián

Es una cuestión bien polémica que se había barrido bajo el tapete como la basura de la casa. Sí estimados lectores, la parcialización de los narradores de béisbol en la televisión nacional a favor de Industriales da deseos de apagar e irse.


Es un fenómeno que circula de boca en boca por cualquier lugar de la Isla, públicamente como es lógico, se trata de solapar pero nuestros queridos comentaristas no pueden aguantar la emoción y le ponen toda su energía positiva a la selección de la capital.

El tema podría solventarse si habláramos de emisoras provinciales, ahí es lógico que los de Radio 26 le vayan a Matanzas, los de Radio Surco a Ciego de Ávila y los de la COCO a los Industriales, esta bien, el raciocinio indica que sí pero en televisión nacional el industrialismo desmedido califica incluso como una falta de respeto a los aficionados y fanáticos.

Los hechos hablan por sí solos, en pleno play off de comodín tras el primer triunfo ante Mayabeque, Rodolfo García ya hablaba de ganar el campeonato. En el último partido trasmitido por Telerebelde entre Sanctis Spiritus e Industriales, Evian Guerra en el tercer inning con el juego empatado a cero, hablaba que la victoria de los azules los mantendría a 1 juego de Ciego de Ávila. Tal parece que los rivales no juegan, que son Malleta, Stayler, Torriente y compañía los únicos peloteros de la Serie.



Desde que tengo memoria este es un mal que se entroniza en los medios públicos y en la élite del béisbol en Cuba. En 1999, cuando Santiago de Cuba le gana a Industriales en el Latino e Higinio Veléz va a recoger la Copa, ¿Qué paso?,… el trofeo estaba pintado de azul… ¡Waooo!, ¡Qué bomba!

Cuando vamos adelante en el tiempo y nos situamos otra vez en esta temporada; tenemos que en el ya mencionado play off de comodín entre Industriales y Mayabeque, luego del batazo de Stayler, las ofensas y gestos vulgares y groseros del equipo capitalino paso desapercibida para los narradores,… Ninguno dijo nada y ya.

Señores es como un virus, los epítetos más enjundiosos son para Industriales; un fildeo normal en tercera es un atrapadón, un ponche cerrando el primer inning es el out veintisiete de la gran final; ¡Ahh! Para al narrar un jonrón se les va la voz e incluso a veces pienso que lloran… ¡Por favor!... ¿Alguién no ve eso?


0

Síguenos en Facebook