Ecos cubanos 2018: José Miguel Fernández cumplió en el año de su debut

Para el tiempo de su ascenso, Fernández acumulaba 53 desafíos en la categoría que antecede al big show, con 12 dobletes, un triple y 10 estacazos de vuelta completa, junto con 39 carreras empujadas y 42 anotadas
Para el tiempo de su ascenso, Fernández acumulaba 53 desafíos en la categoría que antecede al big show, con 12 dobletes, un triple y 10 estacazos de vuelta completa, junto con 39 carreras empujadas y 42 anotadas
Por Juan Páez / @jmanupz

Para José Miguel Fernández, fue mejor tarde que nunca. A los 30 años de edad, el infielder recibió la oportunidad por parte de los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim para debutar en las Grandes Ligas y no la desaprovechó. Aunque comenzó una nueva temporada en ligas menores, los celestiales se impresionaron por los números que mostró en el Salt Lake Bees (Triple A) y lo llamaron para que se estrenara en la Gran Carpa el 8 de junio, ante los Mellizos de Minnesota, cuando también dio su primer imparable en las Mayores.



Para el tiempo de su ascenso, Fernández acumulaba 53 desafíos en la categoría que antecede al big show, con 12 dobletes, un triple y 10 estacazos de vuelta completa, junto con 39 carreras empujadas y 42 anotadas. 

Su promedio con el madero era un sólido .345, al igual que su OPS (.973).

Al momento de su estreno, se convirtió en apenas el cubano número 26 en disputar su primer juego en Grandes Ligas con 30 años o más de edad, un grupo cuyo más reciente integrante era Yulieski Gurriel, en 2016, y que tiene dos estrellas como Orlando “Duque” Hernández (1998) y José Contreras (2003).

Respondió

Fernández tuvo una buena racha en sus primeros duelos arriba. De hecho, conectó al menos un incogible en cada uno de sus primeros cuatro enfrentamientos, con cinco hits en 12 turnos legales con el madero (.417), acompañados de par de dobletes y una rayita remolcada. En sus primeros 10 cotejos, justo antes de volver a Triple A, terminó con .273 de average.

Luego volvió el 13 de julio para un juego y regresó al big show el 11 de agosto para ver acción en trío de encuentros. Posteriormente, el 1 de septiembre, retornó para quedarse hasta el final de la ronda regular.

En 36 juegos totales, el nacido en Santa Clara terminó con 31 indiscutibles, con ocho biangulares, dos bambinazos, 11 impulsadas, nueve anotadas, seis bases por bolas y 15 ponches, junto con un average de .267 y un OPS de .697.



Para 2019, Fernández asumirá el reto de, durante los entrenamientos primaverales, ganarse el puesto en el equipo grande como uno de los backup infielders al mando del nuevo mánager del club, Brad Ausmus, luego de que Mike Scioscia saliera del conjunto.

¿Qué se puede esperar de él si recibe mayor oportunidad? 

Partiendo de lo que ha sido su carrera en ligas menores, el jugador de cuadro podría demostrar sus dotes de bateador de extrabases en el largo plazo. En sus dos campañas en las filiales de los Angelinos, a lo largo de 184 compromisos, acumula 36 dobletes y 33 pelotas fuera del parque, con 124 fabricadas, 114 vueltas al cuadro y un promedio de .320 al bate, números prometedores para el cuerpo técnico de los celestiales para tomar en cuenta al menos basados en lo que pueda hacer en el spring training, en febrero.




Estadísticas de José Miguel Fernández de por vida en las Grandes Ligas:

Año
Edad
Equipo
J
PA
AB
R
H
2B
3B
HR
RBI
BB
SO
AVG.
OBP
SLG
OPS
2018
30
LAA
36
123
116
9
31
8
0
2
11
6
15
.267
.309
.388
.697
Total:
36
123
116
9
31
8
0
2
11
6
15
.267
.309
.388
.697

0

Síguenos en Facebook