YA ESTÁN los cruces, Industriales-Huracanes y Avispas-Gallos

Los huracanes esperan con ansias a los leones de la capital dentro de su área de vientos fuertes, en la lucha por uno de los comodines a la segunda ronda de la Serie Nacional 2018-2019
Los huracanes esperan con ansias a los leones de la capital dentro de su área de vientos fuertes, en la lucha por uno de los comodines a la segunda ronda de la Serie Nacional 2018-2019
Foto: Raidel Pedrera
Por Boris Luís Cabrera.

Con la derrota este viernes de Mayabeque a manos de los siempre combativos muchachos de Pinar del Río, la ecuación quedó despejada. En el campo de batalla cuatro contendientes, dos favoritos y una misma pasión. Los huracanes esperan con ansias a los leones de la capital dentro de su área de vientos fuertes, mientras la valla de gallos espirituana se abre de par en par para recibir a las avispas santiagueras.


¿Quiénes pasarán a la siguiente fase? ¿De qué elementos nos colgamos para dar vaticinios? 

¿Cómo nos atrevemos teniendo en cuenta la paridad existente en estos primeros 45 encuentros? 

¿Es posible colgar carteles de favoritos en medio de la serie nacional más reñida de la historia?

Bien pudiera decir que no, esconderme detrás de miles de excusas para lavarme las manos como Poncio Pilatos y salvar reputaciones, hacer una larga tesis hablando de lo impredecible que puede ser el béisbol, de lo misterioso e injusto, de lo indescifrable e incógnito, pero no. Pienso que las predicciones son la sal del deporte, y me gusta caminar sobre las brasas.



Industriales-Mayabeque

Por un lado, el equipo más añejo de Cuba, el de los doce trofeos en sus vitrinas, el conjunto que carga sobre sus espaldas una vasta historia, el de la estirpe, el que muta con su coliseo lleno, el de la experiencia y el que arrastra tras de sí a legiones enteras con piedras y flores que lo alaban o sueñan con ver su cabeza rodar sobre el diamante.

En la otra esquina, el más novel de todos, el que hora mismo está llenando currículos con su mejor actuación histórica, el que no tiene nada que perder y saldrá al ruedo cargado de motivaciones.

Los leones, erráticos sobre la grama con sus 62 marfiladas en 1746 lances para un bajo 964 de average de fildeo, con un cuerpo de lanzadores jóvenes que aceptan 4.51 carreras limpias por juego de nueve entradas, por encima de la media del campeonato (4.40) pero mejorando números en los últimos partidos. 



Con una ofensiva poderosa que ha producido 501 hits (líderes) en 1577 turnos oficiales al plato para un 318 de average colectivo (líderes), con 130 extrabases, 251 carreras impulsadas y 844 OPS (líderes también en esos departamentos). Un conjunto que promedia 319 cuando hay corredores en bases (segundos), que impulsa a los que están en posición anotadora en el 25.92 por ciento de las veces (terceros), y que han impulsado más veces que nadie el empate o la ventaja (69)

Los huracanes, muy seguros con el guante en la mano con sus escasos 32 errores en 1706 lances (981), con lanzadores que en total han aceptado 4.67 carreras limpias por juego y sus rivales le promedian para 288 con el madero en ristre y le conectan 9.85 imparables cada nueve entradas. Con una ofensiva que produce para 287 (sextos) y ha conectado 46 cuadrangulares (segundos), además de exhibir un excelente OBP de 394 (líderes). Un equipo que baja su promedio general con hombres en bases (283) y empujan a los que encuentran en posición anotadora en el 20.77 de las veces.

Mi voto, para la experiencia, la ofensiva y la historia.



Santiago de Cuba-Sancti Spíritus

En un bando, la garra eterna, la incansable conga, el ave fénix que resurge de sus cenizas, los muchachos que han quemado etapas y se han hecho hombres a golpe de coraje, los herederos de míticas aplanadoras y los dueños de un cuartel general intimidante.

En la otra valla, los que buscan redenciones, los que están cansados de morir en la orilla y andan motivados en busca de prestigios perdidos.

Las avispas andan en el fondo de la lista defensiva, sus 66 errores en 1753 lances (963) son escandalosos, son séptimos en picheo permitiendo 186 carreras limpias en 385.1 entradas lanzadas (4.34 PCL) y octavos en whip (1.54). Su promedio ofensivo es de 290 (séptimos), producto de 431 incogibles en 1488 turnos al bate, han conectado 121 extrabases con 35 jonrones incluidos y han empujado 121 carreras. Cuando hay hombres en bases aumentan su efectividad (301), ocupan el lugar ocho empujando 52 veces el empate o la ventaja y remolcan cuando hay corredores en posición anotadora en el 23.80 por ciento de las veces.



Los gallos, por otro lado, exhiben mejores números. Son cuartos en fildeo con 43 errores en 1749 lances (975) y gozan de muy buena salud en el montículo: 3.77 PCL (segundos) y 1.44 de whip (cuartos). Su average ofensivo es de apenas unos puntos menos (286), con 426 hits en 1494 oportunidades, conectan menos jonrones (23) y menos extrabases (79) pero producen mucho más con hombres en circulación (319), segundos empatados con Industriales, además de ser cuartos empujando el empate o la ventaja (57 veces) y tienen un alto porciento impulsando a los compañeros que encuentran en posición anotadora (25.94).

A todas luces, los espirituanos presentan un mejor balance en todos los departamentos de juego, pero mi voto es otra vez para la historia, la garra, y la experiencia.

Este domingo a las 2.00 PM comenzarán ambos partidos de forma simultánea y serán transmitidos por dos canales diferentes en la televisión nacional. Apoyemos a los nuestros. Nos vemos en el estadio.


0

Síguenos en Facebook