Serie 58: los fantasmas de la debacle en el béisbol cubano

El tema se torna polémico, pues cuando la prensa oficial lanza día tras día, epítetos triunfalistas que aducen a la gran mejoría de la Serie
El tema se torna polémico, pues cuando la prensa oficial lanza día tras día, epítetos triunfalistas que aducen a la gran mejoría de la Serie
Foto: Raidel Pedrera
Por Alexander García Milián

Pudiéramos decir que se trata de un juicio generalizado este de la debacle, crisis, lo que de para hablar sobre el mal estado de nuestra pelota. En ocasiones nos ilusionamos, creemos que mejoramos y que todo pasara pero no; el tema es largo para hablar por muchos años, ahora comentaremos de un nuevo elemento que nos dejo este fin de semana la continuación de la temporada cubana de béisbol.


Para muchos “entendidos”, Ciego de Ávila y Las Tunas son los grandes favoritos para discutir el título de la pelota cubana esta campaña. En mi opinión no descarto esa posibilidad, le doy opciones a ambos, pero una cosa es llegar a Play Off, otra es ganar allí. La aclaración resulta más que necesaria cuando esta un equipo Villa Clara con un pitcheo más que hermético y a río revuelto señores,… ya saben...

Estimados lectores, volviendo al tema; Ciego- Las Tunas, Civil- Roger Machado; ofensiva descomunal, solo Lázaro Blanco pudo mostrar sus clase en el box. Pero en el segundo juego del doble este domingo, la decena de errores entre ambas novenas, volvió a eclosionar – muy rápido-, los fantasmas de la baja calidad del torneo doméstico. 

Los dos favoritos, dos de las mejores selecciones del país parecían estaban en un acto circense de primer nivel. Ambas escuadras casi topan récord de errores para una Serie y nadie hablo de ello, la página se volvió a pasar; la complicidad enervó las ganas de ver pelota, pero al fanático aunque le den liga tailandesa…



El tema se torna polémico, pues cuando la prensa oficial lanza día tras día, epítetos triunfalistas que aducen a la gran mejoría de la Serie, con el clásico… !Este año sí! Como premisa. En este contexto se ven cosas como las de este domingo en el estadio José Ramón Cepero.

Entonces cuando digo que la Liga Azucarera ahorita tiene más nivel que la Serie me quieren llevar a la hoguera como a Jordano Bruno. También cuando habló de las falsas esperanzas y las mentiras al pueblo, viene los censores de siempre con los cuentos de la buena pipa. Y cuando vemos a un torpedero como Alexander Ayala cometer tres marfiladas de círculo infantil… ¿Qué decir?

A lo mejor me imagino las justificaciones por que todo esta bien, se creen los directivos del béisbol en la Isla; creo escucharlos- “”… la lluvia dejó en malas condiciones el terreno, era un doble juego…bla, bla bla…”- me imagino. 



El hecho que dos selecciones de primera hayan sido las protagonistas de semejante charranada solo deja para hablar. Más allá, el suceso debe ser otra alerta para los comisionados y entrenadores. 

El pasar la página, como algo que no se quiere mirar ya es cosa de hace unos diez o quince años. Ahora cualquiera ve y sabe señalar, el cubano sabe de pelota como de los días que viene el pollo a la casilla; vive con él. 

La dinámica nefasta de decir que sí cuando es no, tiene que terminar; lectores, cuando las apariencias engañan y se vuelven verdad casi absoluta, no valen artilugios ni miramientos. La cosa sigue de mal en peor… Aquí estamos.


0

Síguenos en Facebook