LA GRAN NOCHE de Yasiel Puig fue histórica, entérate de sus heroicidades

El jardinero cienfueguero tuvo una noche tan espectacular, que bien pudo haber sido considerado para el premio al Jugador Más Valioso de la NLCS
El jardinero cienfueguero tuvo una noche tan espectacular, que bien pudo haber sido considerado para el premio al Jugador Más Valioso de la NLCS
(AP) Yasiel Puig y Cody Bellinger usaron su poder. Chris Taylorse lució con el guante. Y entonces los Dodgers de Los Ángeles recibieron la ayuda del as Clayton Kershaw desde el bullpen para ultimar a los Cerveceros de Milwaukee y regresar a la Serie Mundial.

Puig abrió un juego apretado con un jonrón de tres carreras en el sexto inning, Taylor le robó un extrabases a Christian Yelich con una súper atrapada y los Dodgers se llevaron el séptimo juego de la Serie de Campeonato de la Liga Nacional con una victoria de 5-1 el sábado.




El jardinero cienfueguero tuvo una noche tan espectacular, que bien pudo haber sido considerado para el premio al Jugador Más Valioso de la NLCS.

Caballo Loco, además de toda la energía que trae al juego, bateó 3 cuartos de la escalera, pues ligó sencillo, doblete y jonrón, con anotada y 3 impulsadas, en 4 veces al bate.

Con esta actuación Puig se convierte en el primer jugador de los Dodgers en la historia con 3 carreras empujadas en un partido de ganar o morir (winner-take-all game).

El bambinazo de Yasiel viajó un estimado de 413 pies según ESPN y su ángulo de salida fue de 9 grados, el cudrangular del cubano que menos se ha elevado en la era Statcast (desde el 2015).




Puig terminó la NLCS con línea ofensiva de 333/364/619, mientras en toda la postemporada batea 333/429/533, con 10 hits (3 dobletes y un jonrón), 3 anotadas, 4 empujadas, 5 bases. 9 ponches y 2 bases robadas en 30 visitas al plato y 11 partidos jugados,

El resultado dejó todo listo para un choque con los Medias Rojas de Boston en una serie definitiva que inicia el martes por la noche en el Fenway Park. Los Ángeles cayeron en la Serie Mundial del año pasado ante los Astros de Houston, un duelo que se definió en siete encuentros.

Los Angeles no ha ganado la Serie Mundial desde 1988. Los Dodgers y los Medias Rojas se han enfrentado en el clásico de octubre solamente una vez antes, en 1916, cuando Boston venció a Brooklyn con una brillante actuación del pitcher Babe Ruth.



Kenley Jansen trabajó un inning y un tercio en blanco antes de cederle la lomita a Kershaw en el noveno. El ganador de tres Cy Young, lanzando con dos días de descanso tras abrir el quinto juego, lanzó un noveno perfecto y cerró ponchando a Mike Mostazas. Sus compañeros se abalanzaron en celebración al montículo tras el último out, aunque los festejos son apenas el comienzo para el piloto Dave Roberts y los Dodgers. Ellos han estado hablando de tener una tarea incompleta, tras perder el séptimo juego de la Serie Mundial pasada contra Houston. Ahora los Dodgers llegan a su segunda Serie Mundial consecutiva por primera vez desde 1977-78.

Los Cerveceros tuvieron sus oportunidades contra el abridor novato Walker Buehler, un derecho de 24 años que se las arregló para vadear problemas durante 4 2/3 innings. Buehler permitió seis hits, incluyendo un jonrón en el primer episodio a Yelich que puso a Milwaukee arriba. Cody Bellinger aportó un bambinazo de dos carreras en el segundo episodio para darle a los Dodgers la ventaja.




Yelich estuvo a punto de causarles daño a los Dodgers de nuevo en el quinto con Lorenzo Cain en segunda con dos outs. El toletero bateó una línea dura al izquierdo que parecía destinada a caer para un doble, pero corriendo a toda velocidad hacia su izquierda, Taylor extendió el guante en el aire justo a tiempo para que la pelota quedase atrapada, para el tercer out.

Los Dodgers esperaron por la salida del dominante zurdo Josh Hader para volver a atacar. El manager de los Cerveceros Craig Counsell insertó a Hader en el partido en el tercer inning, luego que el abridor Jhoulys Chacín permitió el jonrón de Bellinger que puso a Los Angeles arriba 2-1. Hader respondió con tres entradas sin carreras, antes de ser sacado luego de 31 lanzamientos. Y el celebrado bullpen de Milwaukee se desplomó en el sexto. El jonrón de tres carreras de Puig contra el relevista Jeremy Jeffress acalló a los ruidosos fanáticos de los Cerveceros en el Miller Park.


0

Síguenos en Facebook