Industriales: ¿El gran favorito de la segunda ronda?

Este viernes los dirigidos por Anglada iniciarán en el Sandino la recta final del campeonato cubano de béisbol en esta edición 58. En ese instante la etiqueta de favoritos solo se las quitará el terreno pues a todas luces se ven inmensos para llevarse el campeonato
Este viernes los dirigidos por Anglada iniciarán en el Sandino la recta final del campeonato cubano de béisbol en esta edición 58. En ese instante la etiqueta de favoritos solo se las quitará el terreno pues a todas luces se ven inmensos para llevarse el campeonato
Foto: Raidel Pedrera
Por Alexander García Milián

Es un nuevo Industriales, un mejor equipo; un elenco que luce invencible tras tomar refuerzos. Los capitalinos adquirieron a tres de los mejores lanzadores del momento, tres pinareños, Erlys Casanova, Vladimir Baños y Frank Luis Medina; un “monstruo de tres cabezas” que mete miedo. Incluso al momento de escribir este artículo existe una posibilidad de sustituir a Casanova por otro pativerde, Yaifredo Domínguez de aceptable primera mitad.


El énfasis en los pitchers es algo insoslayable pues con el bateo que poseen, tres abridores de ese nivel les garantizarán un alto por ciento de victorias, más cuando la visión de un avezado como José Elosegui fue decisiva para echarles mano a los vegueros.

Este viernes los dirigidos por Anglada iniciarán en el Sandino la recta final del campeonato cubano de béisbol en esta edición 58. En ese instante la etiqueta de favoritos solo se las quitará el terreno pues a todas luces se ven inmensos para llevarse el campeonato.

Sí es cierto que se mantienen en el quinto puesto, luego de la reestructuración de la tabla, con igual balance que Sanctis Spiritus (7-8), los azules ascenderán al menos al puesto cuatro y se afianzarán seguros para los Playoffs.



De igual modo la adquisición de un torpedero de buen desempeño como el mayabequense Rangel Ravelo, le cubre a Rey Vicente uno de los pocos “huecos” que tiene el conjunto.

La segura baja del talentoso Pedro León debe ser asumida por el artemiseño Dayron Blanco o el granmense Yoelkis Céspedes, para así redondear un equipo compacto y equilibrado en todas sus líneas.

Todos los equipos pidieron lo que necesitaban, Industriales suplió con inteligencia su talón de Aquiles- el pitcheo- y si a los pinareños se le suma el derecho Noelvis Entenza, esa sería una cuarteta de lujo; teniendo en cuenta que para la otra ronda de refuerzos – antes de la postemporada- al menos dos buenos relevistas podrá tomar el cuerpo técnico de los habaneros.



En una mirada más profunda, Industriales tiene una buena línea central (Oscar Valdés como receptor, Ravelo ahora como campo corto, Juan Carlos Torriente en segunda y Blanco o Céspedes en el central); también cuentan con Malleta en muy buena forma deportiva pese a su edad- hombre oportuno y gran impulsador de carreras- un Stayler Hernández que está enrachado no obstante al lógico descenso que sufrió en el cierre de la primera vuelta. Si a ello le sumamos el aporte de uno de los bateadores más consistentes del béisbol cubano en los últimos años- Yordanis Samón- la solidez de los dirigidos por Anglada es indudable.

A inicios de la Serie comentábamos de la posibilidad real que tenía Industriales para ganar el campeonato. El hecho de clasificar in extremis así como su permanencia en el quinto lugar de la tabla los sacó un poco de la palestra publica pero ahora es otra historia.

Un éxito del equipo más ganador de la pelota cubana sería como dije en anteriores trabajos, un bálsamo para el béisbol nacional. Tener a Industriales de campeón de Cuba puede ser el necesario parte aguas que le ponga fin a la crisis,… ¿Qué cree lector?


0

Síguenos en Facebook