De tanta adulación, la fanaticada cubana tiene nublado el juicio

La pelota cubana vivió una época de gloria falsa y de tanto bombo y platillo de la prensa, con aquello de 'El mejor beisbol amateur del mundo', gran parte de la afición se creyó el cuento
La pelota cubana vivió una época de gloria falsa y de tanto bombo y platillo de la prensa, con aquello de 'El mejor beisbol amateur del mundo', gran parte de la afición se creyó el cuento
Por Alexander García Milián

El fatalismo, la pesadez, el pesimismo extremo; elementos que muchos le aducen a mis artículos; a mis opiniones, elementos que me pregunto y casi a la par me respondo, si no serán fruto de un reflejo condicionado en mi mente de la realidad objetiva; obviando términos filosóficos o psíquicos, todos esos apelativos no son más que matices de lo que observo y cuando de deportes se trata- mi pasión- como la suya lector, ahí se exacerba todo.


Si se crítica mucho, es porque otros adulan todo, maquillan las mentiras, no paran de ensalzar argumentos falto de coherencia y de hechos veraces; entonces está más que justificado el acto de criticar. Basta decir que por ejemplo ya que hablamos – en Cuba- de libertad de expresión; la misma que se llevó Matías Peréz;… aún no ha vuelto; sino entras por el “carril” y cuando utilizo este epíteto no es para hacer alusión a la zafra, ni al azúcar, cuando lo hago es para reflejar que quien no siga las líneas editoriales del partido,… va a la lista negra;… y de a poco - ¡Pufff!- se esfuma.

No es un argumento manido este que aquí expongo; es lo que he vivido desde hace ya unos tres años, es el cúmulo de hechos, de sucesos, de topar con personas de mente más cuadrada que un cubo de Rubick;… lectores, no es hablar por hablar, es sacar un poco de decoro, de dignidad siquiera y entonces tratar de hacer con mis elementos, que son los de muchos, lo que otros no hacen.

Hace días en esta plataforma se crítico los argumentos expuestos por Rogelio García en una entrevista a Jorge Ebro del Nuevo Herald; se le respondió con elementos que el egocentrismo demostrado no era tan fundado como hacia ver,… bueno como han hecho ver tantos también;… Realmente la prueba de fuego,- el profesionalismo, la MLB- no lo paso ninguno de esos encumbrados, cuando este llegó en 1999, se perdió una Copa Intercontinental con Australia y luego en Sídney 2000, el derecho Ben Sheets (Luego as de pitcheo de los Cerveceros y de Oakland) nos puso en nuestro lugar. Sheets dejó en plata el sueño de la triple corona olímpica para el béisbol.



Los argumentos aducidos en el artículo resultan más que lógicos y racionales; además el criterio de una persona que lleva años en el mundo del béisbol, siguiendo Series Provinciales, Torneos Nacionales, Grandes Ligas; actualizándose por todos lados, trabajando incluso en la prensa deportiva… ese criterio no esta sustentado por la bruma, sino por una fuerte y amplia experiencia, por ende merece respeto entonces…

Si se ha hecho ver que Quisqueya, Cartagena y Parma eran todo,… que el “Curro” Peréz, Huelga y Gourriel fueron todo,… señores, por favor;… es preciso parar de una vez, reflexionar, comenzar a entender que el profesionalismo es la llave del éxito,… que la verdadera prueba esta ahí, no en montones de Mundiales, Panamericanos y Copas Intercontinentales que ya las personas ni recuerdan;… Todos eventos donde se paseaba, donde se daban banquete pitchers y bateadores hasta que un día allá a incios de los 90- en el 93 creo para ser preciso- los Senadores de San Juan nos sacaron del letargo, nos bajaron de la nube…

Estimado lector, las cosas con el béisbol cubano de empezar a mirarse de otra manera, con ópticas diferentes, más objetivas,… la realidad se impone… Criterios sobran y todos valen,… ¡A respetar entonces!


0

Síguenos en Facebook