Confesiones de un Yankee

Estas son las confesiones de un fanático, de alguien que ama el béisbol y a los Yankees de Nueva York
Estas son las confesiones de un fanático, de alguien que ama el béisbol
y a los Yankees de Nueva York
Por Alexander García Milián 

La Serie Mundial de 2003, fue la primera que vi completa; en cassete de video, Yankees y Marlins le daban sazón al mejor béisbol del mundo. Entonces estaban Contreras y el Duque con los Bombarderos; también Jeter y el mismo Boone; el que dirige ahora a los Mulos por los neoyorkinos.


El uniforme a rayas de los del Bronx , enseguida me provocó una de las reacciones kinestésicas más fuertes que he vivido; sentí pues la nostalgia de haber vivido momentos que pasaron, que sentía entonces mío pero que habían ocurrido, cinco, diez, treinta o cincuenta años atrás.

Desde el famoso canje de Babe Ruth de Boston a Yankees allá a mediados de los años veinte del pasado siglo; la maquinaria que se armó alrededor del “Bambino”, de Lou Gherig, de Joe di Maggio; luego con Mickey Mantle, Phil Rizzuto, Roger Maris; hasta los años 90 y el ya mencionado Derek Jeter, Bernie Williams, Jorge Posada, Roger Clements, Mariano Rivera;… ¡Uff!...! Tantos!. Los Yankees como les sucede a muchos fanáticos, se han vuelto parte de mi vida.

Todo comenzó…

La primera Serie Mundial que vi completa fue la de 2003, como dije , pero entonces tenía escasa noción del béisbol a ese nivel- apenas doce años- ; indagando luego aterricé un poco; supe más…Los Yankees perdieron, Joe Torre estaba en capilla ardiente, siempre ganar se vuelve palabra de orden ; dejó la final de 2001 en manos de Arizona; entonces ahí, en ese octubre de 2003, un Miguel Cabrera, Josh Beckett, Josh Johnson, Hanley Ramírez, Juan Encarnación y compañía le daban el segundo título a los de Florida.



Los aficionados tuvieron que esperar 9 años para ver de nuevo coronarse a los Mulos; sí, en 2009, frente a los explosivos Philies de Rollins, Victorino, Utley, Howard; de un novel Cole Hamels, un as como Cliff Lee, y un taponero como Brad Lidge; incluso en esa ocasión contaron con Pedro Martínez, quien fue castigado por el a la postre MVP, Hideki Matsui. Los Yankees tuvieron a un CC Sabathia a la altura de su calidad, contaron también con determinante Andy Petite, con los mejores Play OFF de Alex Rodríguez y con un indetenible Rivera.

La gloria, el campeonato de nuevo en manos de los Yankees, selló para siempre mi pacto de fidelidad hacia ellos.

Ya cuando escribo este artículo, Yankees y Medias Rojas andan empatados a un triunfo por bando en la Serie Divisional de la Americana; los dirigidos por Aaron Boone irán de nuevo, otra vez por su corona 28; el escollo es para colmo- la némesis de los Bombarderos-, su enemigo a muerte, pero la nueva maquinaria neoyorkina con Stanton, Judge, Gregorius, Sánchez, Torres y Andújar no serán presa fácil y de que darán pelea, la darán…



La temporada anterior luego del wild card contra los Mellizos, nadie daba a los Yankees de Girardi como finalistas por el campeonato de la americana, menos aún se pensaba que llegarían al juego siete contra los Astros; ahora con una “banda” mejor formada, con un año más de experiencia, con el sello de ser el mejor equipo de béisbol del mundo; ahora los Yankees lucen fuertes para ir a la Serie Mundial y ganar…

Estas son las confesiones de un fanático, de alguien que ama el béisbol y a los Yankees de Nueva York, es mi equipo, como usted lector seguro tiene el suyo,… a lo mejor es el mismo sino comente, opine… yo soy Yankee… ¿ y usted?


0