La Serie Nacional deja, una y otra vez, las ganas de darle vuelta al tiempo

La temporada actual de la pelota cubana es más desilusión, escándalo y bochorno que alguna otra cosa lo que promete…
La temporada actual de la pelota cubana es más desilusión,
escándalo y bochorno que alguna otra cosa lo que promete…
Por Alexander García Milián

En La Náusea, la célebre novela de Jean Paul Sartre, se puede ver- lógicamente- con marcado corte existencialista, que el centro de la trama, camina hacia la búsqueda de la espiritualidad, la introspección interna que pretende elevar al ser humano por encima del desorden, del asco que provoca la desorganización. Sartre, existencialismo,…la vida…


Entonces una vez más se preguntaran estimados lectores, que tiene que ver un filósofo, un intelectual como Sartre y su trascendental obra con el béisbol… Todo tiene que ver con la pelota, diría yo; el béisbol es parte y esencia de la vida de muchos,… en Cuba, Puerto Rico, Estados Unidos o Japón…

Si en este punto le damos una mirada a la Serie Nacional de Béisbol, los elementos se cuecen, la náusea invade todo el contexto del máximo certamen del deporte nacional en la Isla… Reguero, desorden, puntos álgidos de la competencia… Parece en momentos que aflora la esperanza pero no, se va así con un soplido fugaz, como el aire que se esparce en el viento…

La Serie promete,- dicen muchos por ahí-;- esta sí- acotan casi todos; la Serie promete,… ¿Me pregunto? Y creo que es más desilusión y bochorno que alguna otra cosa lo que promete… Los directivos viven hablando de cambios, sacan libros de sabermetría, explotan un contratico por aquí otro por allá, extienden esta “bola” por un tiempo y en eso siguen.



La existencia del cubano, desde el Parque Central en la capital, hasta la Plaza de Marte en Santiago; la existencia pasa en gran medida por disfrutar de la pelota, de un buen partido de béisbol; por opinar, polemizar, criticar… La Serie, esta de hoy, deja, una y otra vez las ganas de darle vuelta al tiempo para que todo pase; aquí la angustia no se escabulle en sórdidas consignas de triunfalismos ni en las opiniones especializadas de los miembros de la Comisión Nacional; la cosa como buena línea entre dos,… pica y se extiende…

Ya la pelota querido lector, queda en un papel secundario y me muestro suave con esto; pues el fútbol, la falta de esto y de aquello,… la lucha diaria toma los planos estelares;… Como entender que en plena Serie se hable más de la Juventus de Cristiano Ronaldo, el Barcelona de Messi o el Real Madrid de Modric y Bale…

No es cuento de camino, señores; ya no se ve un piten en una esquina del barrio, sino dos vallas pequeñas y diez muchachos- dos equipos de a cinco – jugando con denuedo por ganar un partido de fútbol.



Aún, con imágenes así, pasando a instantes frente a mis ojos; aun así la Comisión Nacional, también promete;… promete hacer esto… ¡Taootaootaoo!...o esto;…! Taootaootaoo!; puras promesas que quedan como nefastas esperanzas de crápulas aferrados a una idea,- vivir a costa de la pelota- , desangrarla hasta que los estadios no sirvan para otra cosa que sembrar boniatos. Todavía, la Comisión Nacional promete,… ¿Qué?

Las promesas, las de ayer, las de hoy; las de oportunidades mejores, las de mejores condiciones para los atletas; las promesas se marchan así, como si nada,... parece que nunca existieron promesas, que este juego burdo y anquilosado de hoy ha sido el de siempre y no , no es así.... Pero bueno la Serie promete, sigue prometiendo, se fueron quince, se irán treinta juegos,... se irá la temporada y... ¿Qué vendrá?..

La incertidumbre, la agonía por respuestas que no llegan, por preguntas que no salen; la Serie se muere, unos lo ven, otros no, ... un partido interesante por aquí , otro mediocre por allá, ... está ahí la Serie, agoniza... Y... ¿Qué?;... Aragón, Higinio,... ellos también están y por ahora,...la esperanza... se vuelve a ir...