Así, de locos, anda la Serie Nacional cubana número 58

Estimado lector, aquí la bitácora del aficionado, espérela sin falta mañana,... Hasta entonces a disfrutar del béisbol…
Estimado lector, aquí la bitácora del aficionado, espérela sin falta mañana,...
Hasta entonces a disfrutar del béisbol…
Foto: Ismael Francisco
Por Alexander García Milián

Tras la voz de play ball, iniciaron este lunes las séptimas subseries de la temporada cubana de béisbol en su edición 58. Los Tigres avileños ostentando liderato; Matanzas aún a la cola del torneo como en los viejos tiempos- era antes de Víctor Mesa- la Isla, Santiago y Sanctis Spiritus contra todo pronostico dando batalla y yo, usted, todos los aficionados prendidos al dial de la radio o a la pantalla de el televisor para saber, llevar datos, estar al día en materia beisbolera.


La realidad se impone, eso está más que demostrado lo que resulta innegable es que la pelota- este como este,… - malísima- en este caso; así mismo la gente la sigue, se para en el agro, en la esquina de la bodega, donde sea para hablar de la jugada x o el jonrón y. Lo de espectáculo, aunque mancillado aún le cala bien.

Luego de esta pausa introductoria, de esta especie de entrante, pasemos a lo que importa, el plato fuerte… sí, para ponerle algo de pimienta al asunto. La sorpresa de la jornada fue el nocaut de Sanctis Spiritus a Ciego de Ávila, 10 anotaciones por cero; con victoria para Pedro Álvarez, sus segunda y derrota para Dachel Duquesne. 

Los Tigres solo conectaron un sencillo ene este juego, en el mismo primer inning, el hombre proa, Alexander Jiménez se anoto el inatrapable para los de Machado. Con la victoria los Gallos, se afianzan en puestos de comodines y el José Antonio Huelga es una bomba de tiempo para sus rivales; ya vencieron a Industriales, a Matanzas y Ciego pinta para seguir la misma ruta.



El otro juego con prestancia informativa, fue el de Santiago y Pínar del Río; otro de los clásicos de la pelota cubana, que de clásico solo le quedan desde hace años, la c y la l. Con pizarra de 15 carreras por cero los indómitos le dieron supernocaut a los de vueltabajo. Los dirigidos por Heriberto Rosales, golfearon de lo lindo los envíos del veterano Yosvani Torres y en la lomita contraria, otro experimentado Alberto Bisset hiso de las suyas ante la anémica ofensiva pativerde. Aquí hubo jonrón para Edilse Silva.

En el choque televisado, Industriales sacó una vez más la casta y en su primera prueba de fuego ante el pitcheo de Camagüey, ganaron 5 rayitas por 4. 

El partido a todas luces se mostró como un duelo de pitcheo y tránsito así hasta el final; David Mena por los azules y Yariel Rodríguez por los Toros se enfrascaron hasta el sexto en una recia disputa, pero tras la ventaja inicial de 2 carreras fabricadas por los camagüeyanos a mitad de partido, los bates capitalinos salieron al fuero y con jonrones de Alexander Malleta, Stayler Hernández y Yordanis Samón, se llevaron el gato al agua en el Cándido González. 

Una vez más excelente la labor de taponero de Héctor Ponce.



En otros datos sobresalientes de la jornada, Matanzas salió de la racha adversa y se anotó su cuarta victoria ante Holguín, con crédito para su mejor carta de triunfo, el zurdo Yoannis Yera. 

También Las Tunas patinó en el Labra ante la Isla, con una nueva derrota para Yoelkis Cruz y la victoria para el siniestro Yunier Gamboa. Y por último, Villa Clara y Cienfuegos suspendieron por lluvia y jugaran doble en la jornada de este martes.

Estimado lector, aquí la bitácora del aficionado, espérela sin falta mañana,... Hasta entonces a disfrutar del béisbol…