Este jueves será la primera operación del slugger Yoenis Céspedes

Céspedes, quien no podrá jugar al menos hasta muy cerca de la fecha del Juego de Estrellas del 2019, será operado el jueves por el doctor Robert Anderson del talón derecho en Green Bay, Winscosin
Céspedes, quien no podrá jugar al menos hasta muy cerca de la fecha del Juego de Estrellas del 2019, será operado el jueves por el doctor Robert Anderson del talón derecho en Green Bay, Winscosin
Por Enrique Rojas

Los New York Mets anunciaron el miércoles que el jardinero cubano Yoenis Céspedes se someterá el jueves a la primera de dos operaciones que necesita para eliminar calcificaciones óseas en sus talones.


Céspedes, quien no podrá jugar al menos hasta muy cerca de la fecha del Juego de Estrellas del 2019, será operado el jueves por el doctor Robert Anderson del talón derecho en Green Bay, Winscosin.

El equipo no ofreció detalles de cuando se realizaría el mismo procedimiento en el talón izquierdo del pelotero.

Céspedes, de 32 años, batea .262 con nueve jonrones y 29 carreras impulsadas en 38 partidos esta temporada, la segunda de su contrato de $110 millones de dólares por cuatro años con los Mets. Debido a las lesiones, “La Potencia” solamente pudo aparecer en 119 encuentros en los últimos dos años.

El jardinero dos veces Todos Estrellas y ganador de un Guante de Oro fue sacado de la lista de incapacitados hace dos semanas para la serie contra los vecinos New York Yankees en el Bronx y bateó un cuadrangular accionando como bateador designado. No había jugado desde el 13 de mayo por una distensión del músculo flexor derecho de la cadera derecha.



Sin embargo, el pelotero se quejó de un fuerte dolor en los talones después del triunfo de los Mets 7-5 en Yankee Stadium y quedó fuera de la alineación para el sábado. Ese día anunció sorpresivamente a la prensa sobre los problemas en sus talones y sugirió que una operación podría ser la solución.

El lunes de la semana pasada, Céspedes se sometió a una resonancia magnética en el Hospital de Cirugía Especial en Manhattan junto con un especialista en pies.

De acuerdo a los Mets, la resonancia magnética y las pruebas posteriores mostraron calcificaciones óseas tanto en el talón derecho como en el izquierdo. El dolor, como resultado de las calcificaciones, le ha causado alterar su forma de andar en un intento de controlar la incomodidad, lo que ha resultado en estrés y lesiones en otras partes de sus piernas.