Baloncesto cubano en Barranquilla: lecciones para el futuro…

Los caminos, todos deben cruzarse en el profesionalismo,  que no es un monstruo de siete cabezas, es la realidad del deporte mundial
Los caminos, todos deben cruzarse en el profesionalismo,  que no es un monstruo de siete cabezas, es la realidad del deporte mundial
Por Alexander García Milián

Es la última parodia, el primer acto de una obra de teatro cruel; la penúltima cena de los penitentes; la imagen, todas; las de las victorias y las derrotas son reflejadas en las muecas, los gestos huecos y profundos de Javier Justiz, son los destellos del baloncesto cubano; ahora en Barranquilla, ayer en el preolímpico, mañana en… ¿ EL futuro?,… tiempo, destino, horas, segundos; ese futuro que siempre es incierto, puede ser para el básquet cubano, el ahora, el ayer, lo que fue y nunca más ha sido…


Nadie quería saber de baloncesto cubano, mientras en el pre mundial se perdía con todos; estadounidenses, mexicanos y boricuas; se perdía incluso con elencos alternativos de esos países y Cuba, como nunca adentraba a varios de sus jugadores en aceptables torneos foráneos; Argentina es recalo de Justiz, Karel Guzmán, Jasiel Rivero, Yoanki Mencía; por solo hacer mención. Entonces José Ramírez, toma las riendas del elenco masculino, dos meses antes de Barranquilla; busca al trabajo en equipo con esos jugadores, jugadores a los que le sobra el talento, jugadores no como esos del bronce olímpico en Múnich 72, pero sí forjados en el amor por el baloncesto, por el juego duro, los dribles fantásticos, los “bombazos” de tres puntos;… la historia podía ser otra, puede ser diferente…

*

Gustavo Ayón no lo cree aún, México fue a los Centroamericanos con todas sus estrellas, con lo mejor de su baloncesto; jugadores con experiencia en NBA, en Ligas de Europa; el mismo fue campeón con Real Madrid de la Euroliga, bueno campeón en casi todo con los “merengues”; piensa en eso con su tez india y esa mirada que lo calcula todo, esa con la que mira a la cara a pívots de talla mundial; eslovenos, croatas, serbios, españoles, norteamericanos; Ayón mira a la pizarra y ve que en milésimas de segundos Cuba ganará el partido, son más de diez cartones de ventaja y ello a pesar de vencer a Bahamas y República Dominicana.



Suena el silbato; Ayón suelta una risa escuálida, como de tiburón; tenía a la presa ahí a mano, México es más que tri, más que “Titán”;… México es Juan Manuel Márquez y el “Canelo “Álvarez; México en el baloncesto de barranquilla, es primer lugar, es podio, poder; ni pensar que en el baloncesto se perdería con Cuba;.. Pero así fue…

Jasiel Rivero fue más que Ayón, Javier Justiz también, Cuba fue más que Ayón; la sed de revancha fue más y al final se les ganó a los mexicanos en buena lid, con un básquet de altura, con buen manejo de balón, excelente defensa;… A ratos creía ver un juego de NBA, quise más a la selección que a los Spurs y eso es mucho decir…

**

Guzmán llora; Karel con 25 cartones es héroe, de seguro que tiene las papeletas para ir a Europa, la Liga Endesa, la de España, ya espera por él, como por Justiz, Mencía y Rivero… Puede que Karel piense eso, creo que no, llora como un niño, Cuba ganó el bronce en los Centroamericanos; es la mejor actuación del basquetbol cubano en el siglo, el es figura… de nuevo, otra vez la venganza ante los quisqueyanos, verdugos en la primera ronda, supo a gloria; la miel del triunfo nos tocó a todos y como muchos gocé más esa victoria que la del béisbol o el vóley de playa…



Es una gran generación la de estos muchachos, la de estos jóvenes talentosos; pueden ser otra de las generaciones perdidas, si se quiere pueden quedarse como los protagonistas de la mejor época del baloncesto en Cuba. Las oportunidades están, Europa: España, Italia, Grecia, Rusia; ligas de alto nivel; Spartak de Moscú, Real Madrid, Barcelona… Panatinaikos;… conjuntos que trascienden por la suma de títulos, por el buen andar, por ser plataforma de estrellas actuales de NBA. 

Ahí;… por ahora deben terminar muchos de estos chicos;… el profesionalismo no es un monstruo de siete cabezas, es la realidad del deporte mundial. Los caminos, todos deben cruzarse ahí,… en ese punto,… en el mismo instante que soñar con una Olimpiada y un Mundial de Baloncesto, parece más posible que nunca…