Abreu va a la caza de Palmeiro, Alonso llega a 100 hits, resumen cubano MLB

Como dato adicional, el nacido en Cienfuegos podría convertirse en esta misma temporada en el isleño número 16 con al menos 500 fabricadas de por vida en Grandes Ligas.
Como dato adicional, el nacido en Cienfuegos podría convertirse en esta misma temporada en el isleño número 16 con al menos 500 fabricadas de por vida en Grandes Ligas
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

José Abreu tiene una verdadera carrera con el tiempo para determinar si podrá o no igualar o superar la marca de más dobletes para un cubano en una temporada, impuesta por Rafael Palmeiro en 1991, cuando dio 49 batazos de dos esquinas para los Rangers de Texas. Ayer, en la derrota que sufrieron los Medias Blancas de Chicago 3-1 ante los Reales de Kansas City, “Pito” dio uno más para llegar a 35 en el año.


El inicialista de los patiblancos duplicó en cuatro viajes legales al plato y dio el biangular que lo deja a 11 de empatar a la leyenda cubana. Hasta ahora, su proyección es de 46.4 para el final de la ronda regular, por lo que necesitaría acelerar su ritmo si quiere desplazar a Palmeiro. Con ese cálculo, se situaría en el segundo lugar de todos los tiempos entre antillanos y dejaría atrás a Zoilo Versalles, quien conectó 45 dobles en 1965, con los Mellizos de Minnesota.

Abreu, quien está cerca de su tope personal en ese departamento (43, en 2017), disfruta de un buen mes. En 16 encuentros disputados en agosto, liga para .328 de average, gracias a 21 imparables en 64 turnos oficiales con el madero, con cinco tubeyes y seis estacazos de vuelta completa. En ese lapso registra 17 impulsadas y 12 anotadas.

Como dato adicional, el nacido en Cienfuegos podría convertirse en esta misma temporada en el isleño número 16 con al menos 500 fabricadas de por vida en Grandes Ligas. Para eso, necesita producir otras 14 carreras, pues hasta antes de la jornada de este domingo sumaba 486.



Llegó el 100

Un sencillo en tres turnos durante la derrota 4-2 de los Indios de Cleveland ante los Orioles de Baltimore representó el hit número 100 en la campaña para Yonder Alonso, en su primer año con la tribu.

El primera base, aunque su zafra ha estado llena de altibajos e inconsistencia, terminará poniendo números similares e incluso mejores en algunas casillas que el año pasado. Ahora mismo su proyección es de 133 imparables, mientras que en 2017 conectó 120 en 142 compromisos. En cuanto a impulsadas, ya estableció un tope personal este año, con 70 y contando.

Donde al parecer podría quedarse corto es en dobles (17) y cuadrangulares (20). En ambos departamentos, su máxima marca es de 34 y 28, en ese orden.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este sábado en las Grandes Ligas:

De 4-1: Yoan Moncada (CWS), Aledmys Díaz (TOR) —estos dos con par de abanicados para cada uno—, Yasiel Puig (LAD) y Guillermo Heredia (SEA). Yulieski Gurriel (HOU) dio un sencillo en tres turnos legales, con un ponche, mientras que Kendrys Morales (TOR) terminó de 2-1.

Adeiny Hechavarría (PIT), aunque fue retirado en los dos turnos oficiales que consumió, logró una impulsada con elevado de sacrificio que significó la última carrera de los Piratas en una apretada victoria 3-1 frente a los Cachorros de Chicago. Aledmys Díaz (TOR) no tuvo suerte en tres chances válidos, con un chocolate.

Yasmani Grandal (LAD) volvió a caer ofensivamente al irse de 4-0, con tres ponches. En sus últimos 12 compromisos, batea para .103 de average, por cuatro inatrapables en 39 idas legales al box, junto con 16 abanicados.