Tras DESASTROSA clasificatoria, Cuba deja al campo a Alemania y asciende

Este triunfo de Cuba les asegura no quedar en el último puesto de la tabla de posiciones y ahora buscará el cuarto escaño frente a Italia
Este triunfo de Cuba les asegura no quedar en el último puesto de la tabla de posiciones y ahora buscará el cuarto escaño frente a Italia
Foto: Robert Bos
Por Norland Rosendo

Hasta el noveno inning llegó este viernes el partido de la segunda ronda entre Cuba y Alemania empatado a una carrera, en lo que constituyó una loable actuación monticular entre Leandro Martínez —el único abridor cubano que se ha sostenido más de cinco capítulos en el box, en ambas ocasiones ante el mismo elenco— y José Ángel García, por los ganadores, y el teutón Wesley Roemer, quien durante ocho episodios tuvo en un puño a la batería insular.


El alto mando de los europeos dejó a Wesley en el noveno, pero el probable agotamiento y la defensa no lo ayudaron. Solo sacó un out más y dejó las bases llenas, uno de los embasados por error y otro por boleto intencional. Ante el primer relevo, Sascha Koch, el tercero en la alineación, Ariel Sánchez, se embasó por jugada de selección del antesalista y entró la segunda anotación de los caribeños.

Después de un ponche del cuarto madero Sergio Barthelemy, sobrevino un tubey de Lázaro Cedeño que dejó limpias las almohadillas, conexión que les devolvió el alma al cuerpo a los jugadores cubanos, para quienes una segunda derrota ante los alemanes hubiese sido más que humillante.

Cedeño fue el más sobresaliente al bate al sonar dos hits en cinco turnos y remolcar tres compañeros para la goma. También descolló Yasiel Santoya (de 4-3 y una empujada) y el paracortos Jorge Alomá (dos tubeyes en cuatro turnos y una fletada). Ellos ocuparon los turnos del quinto al séptimo, respectivamente, en el line up presentado por Figueroa.



A la postre, el éxito se lo apuntó José Ángel García, quien había entrado en el séptimo, cuando los europeos amenazaban con una rebelión que terminó solamente en el negocio del empate, pues los antillanos habían anotado primero en el quinto inning de manera inmerecida, al aprovechar agujeros en la defensa rival.

Este triunfo de Cuba les asegura no quedar en el último puesto de la tabla de posiciones y ahora buscará el cuarto escaño frente al perdedor entre Holanda e Italia, la mejor ubicación a la que pueden aspirar, tras el desastroso paso por la ronda preliminar (0 victorias y cinco derrotas).