Se enciende el bate de Aledmys, Yonder y Grandal producen, resumen cubano MLB

Desde que comenzó la segunda parte de la campaña, Díaz está en llamas con su bate. En seis compromisos, liga para .391
Desde que comenzó la segunda parte de la campaña, Díaz está en llamas con su bate.
En seis compromisos, liga para .391
Por Juan Páez / @jmanupz

Julio es el mes de Yonder Alonso, al menos en esta temporada. Luego de tener un comienzo flojo con su nuevo equipo, el inicialista capitalino ha demostrado que fue una buena y económica adición para los Indios de Cleveland, que ayer cayeron 5-4 frente a los Mellizos de Minnesota. Solo disparó un hit este lunes, pero sirvió para mantener su buen momento en la caja de bateadores.


En total, el slugger se fue de 4-1, con su doblete número 16 en la ronda regular. Fue su sexto encuentro seguido con al menos un imparable, una racha en la que suma par de biangulares, tres estacazos de vuelta completa y ocho remolcadas. También, anoche, empujó su carrera 64 en la etapa eliminatoria y aumentó su proyección a 99, lo que sería un nuevo tope personal en su trayectoria en la Gran Carpa.

En el séptimo mes del año, Alonso ha experimentado un resurgir con el madero. En 22 juegos, exhibe promedio al bate de .321, producto de 26 inatrapables en 81 oportunidades oficiales. 

En ese periodo suma cuatro batazos de dos esquinas y seis vuelacercas, luego de que solo sacara una pelota del parque en 19 duelos en junio. En esta treintena también acumula 21 producidas y 13 vueltas al cuadro. Su average pasó de .247 a .265 entre el primero de julio y este lunes.



Lo mismo para Grandal

Este mes también ha sido de puras cosas buenas para Yasmani Grandal. El receptor de los Dodgers de Los Ángeles, que ayer perdieron 5-2 contra los Cerveceros de Milwaukee, se las arregló para darle un vuelco a su temporada, que lucía terrible antes de la llegada de esta treintena que termina hoy.

En los 21 choques que ha disputado, el de La Habana registra 24 incogibles en 65 viajes válidos al box, con cuatro dobletes, un triple y seis bombazos, además de 14 fabricadas, 11 vueltas al cuadro. 

Colecciona 16 bases por bolas y 15 ponches en ese lapso, en el que su average es de .369, su promedio de embasado está por los .494 y su slugging anda por .738, lo que resulta un tremendo OPS de 1.232. Gracias a estos buenos 21 juegos, su porcentaje de bateo pasó de .227 a .259.



Aledmys repite

Ayer, los Azulejos de Toronto sufrieron un aplastante revés 10-1 contra los Atléticos de Oakland y Aledmys Díaz empujó la única carrera de su equipo, esta vez con su undécimo cuadrangular del año. Por segunda jornada consecutiva, el parador en corto sacó la bola del parque.

El nacido en Santa Clara se fue de 4-1, con el largo batazo en solitario que le conectó a Ryan Buchter. Terminó con una remolcada y una anotada.

Desde que comenzó la segunda parte de la campaña, Díaz está en llamas con su bate. En seis compromisos, liga para .391, por nueve indiscutibles en 23 oportunidades oficiales, con dos dobles y tres vuelacercas, seis impulsadas y cinco vueltas al cuadro.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este lunes en las Grandes Ligas:

Kendrys Morales (TOR) se fue de 3-0, tomó una base por bolas y se ponchó en una ocasión. 

Yasiel Puig (LAD) falló en los tres chances que consumió, con un boleto y par de abanicados. 

Guillermo Heredia (SEA) participó solo a la defensiva, cubriendo el jardín central.