Anglada no hará como Víctor y los Industriales tendrán una 'alineación estable'

La afición capitalina tiene mucha fe en la temporada que se avecina
La afición capitalina tiene mucha fe en la temporada que se avecina
Por Boris Luis Cabrera.

En los predios del estadio capitalino Changa Mederos, escenario por estos días de la copa "Antillana de acero", Tribuna de la Habana conversó con Rey Vicente Anglada, nuevo timonel de la nave azul para la próxima campaña, y con su lugarteniente y mano derecha Guillermo Carmona. Ambos, conforman una dupla de dirección muy respetada por aficionados y especialistas y han regresado a los diamantes con la siempre difícil misión de reconquistar podios y orgullos provinciales.


En ellos, recaen muchas de las esperanzas que por varios años, han seguido latentes en cada uno de nosotros los sobrevivientes, los que amamos este deporte y anhelamos volver a levantar el trofeo de campeón de la serie nacional.

Logramos reunirlos a los dos aprovechando una pausa antes del comienzo de uno de los partidos.

Carmona, ¿cómo te sientes al lado de Anglada?

A su lado me siento muy bien. Con él todo ha fluido perfecto, verdaderamente me siento muy bien aquí.

¿Podemos decir que Industriales es el único equipo con dos directores dentro de su nómina oficial?

Yo diría que Industriales tiene un director y un entrenador que también ha dirigido, aquí el director es él, todos estamos bajo su mando y vamos a hacer las cosas respetando el criterio de la dirección pero él es el que dirige este negocio.



¿Te sientes con voz de mando dentro del elenco?

Si, cómo no, Anglada me ha dicho que como coach de tercera yo soy el hombre que da las señas, que puedo hacer todo lo que quiera allí, me ha dado toda la confianza y no tengo ninguna queja al respecto.

¿En qué etapa se encuentra la preparación?

Estamos en una etapa donde se está trabajando mucho el swing, el bateo y la preparación física, tanto en los jugadores como los lanzadores. Estamos un poco cargados, pero ya se ha visto que a medida que fueron pasando los juegos de la Copa Antillana, el equipo se ha ido ajustando, cuando comience la serie estarán en perfectas condiciones.

Anglada, ¿cuán productiva ha sido la Copa Antillana de Acero para ti?

La Copa ha sido muy buena para nosotros porque nos ha servido para familiarizarnos con los jugadores, sinceramente no conocía a algunos de ellos. Les hemos dado juego a todos para saber de qué manera nos pueden ayudar en el equipo.



¿Se pueden esperar cambios en el listado oficial que se anunció hace unos días atrás?

Sí, es muy posible que se produzcan cambios. La idea desde el primer momento fue esa, sólo que estábamos obligados a dar el equipo un mes antes de la competencia y teníamos la obligación de entregar 40 nombres pero en un mes suceden muchas cosas y siempre informamos a las autoridades que ese roster no era el definitivo.

¿Se va cumpliendo con las expectativas?

Creo que sí. Cada día se están viendo mejor en el terreno y esperemos que las cosas nos salgan bien.

¿Hay algún lesionado ahora mismo dentro del conjunto?

Ahora mismo no tenemos ningún lesionado de importancia, quizás alguien con algún dolor muscular producto de la misma preparación pero la salud está muy bien de madera general.



¿En qué se va a diferenciar el equipo que dirigió Víctor Mesa y el que va a dirigir Anglada?

Bueno, Víctor Mesa tiene sus características y su manera de jugar, yo tengo las mías. En muchas cosas nos parecemos muchísimo y en otras no tanto, cada cual interpreta el juego a su manera, pero más o menos estamos por la misma línea.

¿Esperaremos en esta temporada una alineación diferente todos los días, como era costumbre con Víctor?

No, nosotros vamos a poner, por supuesto, a los muchachos que mejores estén, pero trataremos de mantener una alineación estable, siempre que podamos hacerlo lo vamos a intentar.

El partido va a comenzar, los nueve regulares de esta mañana salen corriendo al terreno de juego mientras los pocos fieles reunidos a esa hora en las gradas, aplauden y vitorean en nombre de todo un pueblo que los admira y siente la sangre azul corriendo por sus venas.