Gurriel sigue ENCENDIDO, Elías GANA, Yonder MEJORA, resumen cubano MLB

El “Yuli” superó un flojo comienzo con el madero para batear 53 hits en sus últimos 159 turnos oficiales (desde el 1 de mayo)
El “Yuli” superó un flojo comienzo con el madero para batear 53 hits en sus últimos 159 turnos oficiales (desde el 1 de mayo)
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Finalmente, Yulieski Gurriel llegó a los .300 de average y lo hizo en gran forma. Ayer, en la victoria de los Astros de Houston 13-5 sobre los Atléticos de Oakland, el primera base pegó tres imparables para que su promedio de bateo pasara de .297 a .304 y estuviera en .300 o más por primera vez desde su segundo juego en la ronda regular (14 de abril, .333).



El nacido en Sancti Spiritus descifró completamente al pitcheo del equipo de la bahía y ligó trío de sencillos en cinco idas legales al plato. 

Con esos batazos, empujó tres carreras y anotó en una ocasión, también se ponchó en una oportunidad.

Esto forma parte de un buen episodio ofensivo para el “Yuli”. De hecho, Gurriel superó un flojo comienzo con el madero para batear 53 hits en sus últimos 159 turnos oficiales (desde el 1 de mayo), lo que resulta un porcentaje de .333, junto con 10 dobles, un estacazo de vuelta completa, 20 remolcadas, 21 recorridos al cuadro, trío de bases por bolas y 16 abanicados. Todo eso en un lapso de 38 desafíos, en el que los siderales consiguieron 23 triunfos y perdieron solo 15 veces.



Elías, a la altura

Los Marineros de Seattle no creen en nadie y suman 11 ganados en sus últimos 13 desafíos. Este miércoles se impusieron 8-6 a los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim con la ayuda monticular del guantanamero Roenis Elías, quien se ha mostrado verdaderamente efectivo desde que llegó a los nautas proveniente de los Medias Rojas de Boston.

El zurdo obtuvo su segundo lauro de la campaña, al lanzar 2.0 entradas en blanco con dos incogibles permitidos, un boleto y un retirado por la vía del tercer strike. 

Gracias a su labor, bajó su efectividad a 1.13 luego de 8.0 innings de trabajo con los navieros en 2018 a lo largo de tres presentaciones, todas como relevista largo.



Se calienta

Yonder Alonso parece cada vez más ir agarrando el ritmo que por muchos días mantuvo durante la temporada pasada, la que hasta ahora ha sido la mejor de su carrera. 

Lo cierto es que el inicialista de los Indios de Cleveland, que ayer perdieron 3-2 contra los Medias Blancas de Chicago, atraviesa por un buen momento con el bate.

El capitalino se fue de 4-2, con su undécimo doblete de la etapa eliminatoria, una empujada y un abanicado. Lo mejor es que ha conectado ocho imparables en sus últimos seis juegos, para un promedio de .364 con el madero. En ese periodo registra cuatro biangulares, tres remolques e igual número de vueltas al cuadro. En estos seis desafíos, su average pasó de .240 a .252.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del miércoles en las Grandes Ligas:

José Abreu (CWS) dio su doblete número 26 del año para empatar el liderato en las Mayores con el venezolano Eduardo Escobar, de los Mellizos de Minnesota. Fue su único incogible en cuatro turnos, con una anotada. Su compañero Yoan Moncada falló en cuatro chances, con dos ponches.

Jorge Soler (KC) y Leonys Martín (DET) tuvieron buenas actuaciones. El primero de ellos duplicó en tres visitas al plato, con su doble 18 y un pasaporte, mientras que Martín se fue de 4-2, con fletada, base por bolas y un ponche. José Iglesias (DET) ligó de 4-1, con su biangular 19 y un abanicado.

Raisel Iglesias (CIN) tiró 1.0 entrada en blanco, de solo un hit. Aledmys Díaz (TOR) terminó de 3-0, Yasiel Puig (LAD), de 2-0, y Yasmani Grandal (LAD) salió como emergente y fue retirado en su única oportunidad oficial.