sábado, junio 30, 2018

Empeoran malas rachas de Kendrys, Pito y Moncada, resumen cubano MLB

En sus pasados seis compromisos, el bateador designado de los canadienses solo colecciona par de incogibles en 14 idas legales al box, lo que resulta un average de .143, con tres empujadas
En sus pasados seis compromisos, el bateador designado de los canadienses solo colecciona par de incogibles en 14 idas legales al box, lo que resulta un average de .143, con tres empujadas
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Nadie se poncha más en las Grandes Ligas que Yoan Moncada últimamente. Así de sencillo. El infielder de los Medias Blancas de Chicago, que ayer cayeron 11-3 contra los Rangers de Texas, suma 44 abanicados en junio, máxima cantidad en la Gran Carpa. De hecho, es el único jugador con 40 o más en todas las Mayores. El segundo, su compañero Matt Davidson, tiene 39.


Este viernes, el nacido en Abreus falló en los cuatro turnos legales que consumió, remolcó una carrera y lo retiraron en par de ocasiones por la vía del tercer strike. Ahora se ha ponchado en siete juegos consecutivos, lapso en el que acumula 13 chocolates. Peor: en sus últimos 14 enfrentamientos, colecciona 23 abanicados.

Si a Moncada lo pasan hoy por la guillotina aunque sea en una oportunidad, se convertirá en el tercer pelotero, al menos desde 1908, con 45 ponches en más de un mes de un mismo año, pues ya cerró abril con 47, la máxima cantidad para un cubano en una treintena y segunda máxima para un jugador de los Medias Blancas. Anteriormente, lo hicieron Mark Reynolds (en mayo y septiembre de 2009) y Javier Báez (en agosto y septiembre de 2014).

Actualmente, el toletero tiene 115 abanicados, ese es el segundo número más alto en las Grandes Ligas, solo por debajo de Joey Gallo, quien registra 116. Su proyección para el final de la ronda regular es de 230 chocolates, cifra nunca vista en el big show. Hasta ahora el tope en una temporada de Grandes Ligas es de 223, en poder de Reynolds (2009).



Morales y “Pito”, abajo

Luego del resurgir ofensivo que Kendrys Morales experimentó a mediados de este mes, el industrialista se vino abajo con el madero en sus últimos juegos. 

Ayer, en la victoria de sus Azulejos de Toronto 3-2 frente a los Tigres de Detroit, ligó un imparable en cuatro visitas oficiales al plato, con una carrera anotada y par de ponches.

En sus pasados seis compromisos, el bateador designado de los canadienses solo colecciona par de incogibles en 14 idas legales al box, lo que resulta un average de .143, con tres empujadas y dos vueltas al cuadro.



Algo parecido, aunque más acentuado, ocurre con José Abreu. En el revés de los patiblancos, fue retirado las cuatro veces que se paró en el home plate, con una remolcada y un abanicado.

Desde el 16 de junio (sus últimos 12 duelos), exhibe promedio de .163, producto de únicamente ocho inatrapables en 49 oportunidades oficiales, con solo dos extrabases (un jonrón y un doblete), seis fletadas y trío de anotadas. Su average ha caído de .287 a .268, algo que se aleja notablemente de los estándares de “Pito”.



Así le fue al resto de los cubanos que vio acción en la jornada de este viernes en las Grandes Ligas:

Leonys Martín (DET), José Iglesias (DET) y Yasiel Puig (LAD) pegaron un sencillo cada uno como único hit para ellos en la jornada. En el caso de Puig, este añadió a su cuenta una base por bolas.

Yonder Alonso (CLE) y Adeiny Hechavarría (TB) fallaron en los tres chances oficiales que tuvieron. Alonso tomó un boleto, mientras que Hechavarría anotó e impulsó en una ocasión. Aledmys Díaz (TOR) y Guillermo Heredia (SEA) se fueron los dos de 2-0.


Related Posts

Empeoran malas rachas de Kendrys, Pito y Moncada, resumen cubano MLB
4/ 5
Oleh