El Yuli duplica, Kendrys se enciende, alarma con Céspedes y Soler, resumen cubano MLB

El “Yuli” ha dado incogible en seis de sus últimos siete compromisos, en los que liga para un elevado promedio de .452, producto de 14 inatrapables en 31 oportunidades oficiales
El “Yuli” ha dado incogible en seis de sus últimos siete compromisos, en los que liga para un elevado promedio de .452, producto de 14 inatrapables en 31 oportunidades oficiales
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Kendrys Morales está teniendo el que quizás es el momento más dulce para él en la temporada con los Azulejos de Toronto, que vencieron 8-6 a los Nacionales de Washington en la jornada dominical, en el marco del Día del Padre. Con su más reciente actuación, reafirmó que atraviesa por un episodio dulce desde la caja de bateadores.


El industrialista, alineado como cuarto en el orden ofensivo y primera base, pegó dos imparables (ambos sencillos) en cinco turnos legales con el madero, impulsó una carrera, anotó otra y se ponchó en par de ocasiones. 

En sus últimos 10 juegos, Morales suma 14 indiscutibles en 39 oportunidades oficiales (.359), con cuatro dobletes, un estacazo de vuelta completa, tres remolques y trío de anotadas.

Gracias a esta reciente actuación desde el box, el promedio del nacido en Fomento pasó de .188 a .226. En total, luego de sus primeros 53 compromisos, acumula 21 rayitas producidas y 12 recorridos al cuadro, pero los canadienses apuestan por un resurgir del bateador designado.



Problemas

Jorge Soler verá interrumpida su temporada, después de que fuera inscrito este domingo en la lista de lesionados de 10 días por los Reales de Kansas City. El poderoso jardinero se fracturó un dedo del pie izquierdo mientras corría las bases en el encuentro de los monarcas del viernes. Aún se desconoce el tiempo de juego que perderá el capitalino.

Soler le pone pausa a su campaña ligando para .265 de average, con 18 biangulares, nueve cuadrangulares, 28 producidas y 27 anotadas. Su OPS, bastante destacado, es de .820.

Siguen las malas noticias y ahora le toca el turno a Yoenis Céspedes. La “Potencia”, quien se recupera de lesiones en la cadera y cuádriceps fue alejado de la acción durante este fin de semana debido a dolores que se mantienen en las zonas afectadas. Los Mets de Nueva York esperaban contar con el slugger de Campechuela por estas épocas, pero no apresurarán su retorno. Se espera que este lunes retome las actividades.



Dos para el “Yuli”

Yulieski Gurriel siguió con su resurgir con el madero en la victoria de los Astros de Houston 7-4 sobre Kansas City. Este domingo celebró el Día del Padre con jornada de dos imparables en cinco viajes legales a la caja de toleteros, con una empujada, una vuelta al cuadro y un ponche.

El “Yuli” ha dado incogible en seis de sus últimos siete compromisos, en los que liga para un elevado promedio de .452, producto de 14 inatrapables en 31 oportunidades oficiales. 

Gurriel registra cuatro batazos de dos esquinas, un jonrón, ocho fabricadas y seis anotadas. Lo mejor de todo es que los Astros han ganado estos siete desafíos del buen momento del isleño.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada de este domingo en las Grandes Ligas:

Adeiny Hechavarría (TB) volvió a la acción luego de estar exactamente un mes fuera por una lesión en la corva y lo celebró con tres imparables en cuatro turnos legales. Alargó a seis su racha de juegos con al menos un hit. Leonys Martín (DET) pegó su doblete número 13, el único imparable que dio en cuatro chances oficiales.

Yoan Moncada (CWS), José Iglesias (DET) y Aledmys Díaz (TOR) dieron todos un incogible en cuatro idas al box. Yasmani Grandal (LAD) se fue de 3-1. José Miguel Fernández (LAA) y Guillermo Heredia (SEA) fallaron en sus cuatro oportunidades válidas, mientras que Yasiel Puig (LAD) terminó de 3-0.

Raisel Iglesias (CIN), aunque permitió tres hits y una rayita merecida, se apuntó su décimo salvamento de la campaña con labor de 1.1 innings. Roenis Elías (SEA) tiró 2.1 episodios y concedió par de indiscutibles y una anotación limpia, con dos bases por bolas y tres abanicados.