El amor y las locuras de Yasiel Puig con sus bates

Con cariño o sin cariño, sabemos que Puig quiere mucho a sus bates, pues sabemos que lo ayudan bastante en el terreno de juego
Con cariño o sin cariño, sabemos que Puig quiere mucho a sus bates, pues sabemos que lo ayudan bastante en el terreno de juego
Foto tomada de Zimbio
Por Joshua Vázquez.

La historia de Yasiel Puig y sus bates no son nada fácil. El jardinero de los Dodgers de Los Ángeles ha hecho de todo con sus bates, los mismos que le dan hits, dobles, triples y jonrones. Y es que Yasiel no tiene ningún pero con ellos, incluso puede darles cariño, así como desaparecerlos en un segundo con sus rodillas.


Eso se vio el pasado 6 de junio cuando el cubano le dio bastante cariño a uno de sus bates en la octava entrada del juego de los Dodgers ante los Piratas.

Pero, lo triste es que ese romance no llegó a mucho. Cuatro días después, Puig destruyó su bate al poncharse en un juego ante los Bravos.

Con cariño o sin cariño, sabemos que Puig quiere mucho a sus bates, pues sabemos que lo ayudan bastante en el terreno de juego.