ARRANCA LA preparación de Yoelkis Céspedes y los bicampeones de Granma

En la nómina de 55 convocados aparecen los seis granmenses que buscan un puesto en la selección cubana para los Juegos Centroamericanos
En la nómina de 55 convocados aparecen los seis granmenses que buscan un puesto en la selección cubana para los Juegos Centroamericanos
Por Leonardo Leyva.

Con la misión de llegar en la mejor forma posible a la 58 Serie nacional de béisbol, la preselección de Granma arrancó, esta semana, su preparación en el estadio Mártires de Barbados, de Bayamo.


En la nómina de 55 convocados aparecen los seis granmenses que buscan un puesto en la selección cubana para los Juegos Centroamericanos y del Caribe de Barranquilla, además de Alfredo Despaigne Rodríguez y Lázaro Blanco Matos, quienes incursionan en ligas foráneas.

De tal forma, a la principal instalación beisbolera de la provincia y sede de los vigentes campeones, fueron convocados inicialmente 47 peloteros, incluyendo varios integrantes del elenco, que cayó en la semifinal oriental del Nacional Sub 23 y ancló cuarto en el ordenamiento general.

Al frente del alistamiento se encuentra Leonardo Soto Agüero, quien entre otros detalles precisó que durará nueve semanas, tres para hacer hincapié en la preparación física general y las seis restantes para pulir la técnico-táctica.



La relación está conformada por ocho receptores, 13 jugadores de cuadro, 11 jardineros y 23 lanzadores, entre los que aparecen el bayamés Joel Mojena y el tunero José Ruiz Guibert.

Soto Agüero apuntó que Mojena, excluido del equipo al principio de la campaña anterior, regresó por la actitud mantenida durante la primera mitad de la sanción; mientras Ruiz, con cuatro temporadas de experiencia, se interesó por buscar un puesto con los Alazanes y fue aceptado.

Además, confirmó que las potencialidades del conjunto radican en las áreas de los jardines y los infielders, y que las principales debilidades están en la receptoría.

La próxima campaña será inaugurada el 9 de agosto, en el parque bayamés, con un juego entre los Alazanes, monarcas exponentes, y su retadores en la Gran final de la versión anterior, los Leñadores tuneros.