Abreu recupera liderato de dobles, Moncada con ritmo de miedo, resumen cubano MLB

“Pito”, tercero en el orden al bate y primera base, mantiene una proyección histórica de dobles
“Pito”, tercero en el orden al bate y primera base, mantiene una proyección histórica de dobles
Por Juan Páez / @jmanupz

El encuentro que perdieron los Medias Blancas de Chicago 4-2 contra los Medias Rojas de Boston fue una auténtica moneda para los jugadores cubanos que ven acción con los patiblancos. En el lado bueno, estuvo José Abreu, mientras que Yoan Moncada estuvo en la parte no tan positiva de la jornada de este sábado en las Grandes Ligas.


En lo correspondiente a Abreu, el nacido en Cienfuegos se fue de 4-1 frente a los lanzadores de los patirrojos, con su doblete número 24 de la temporada para retomar el liderato de las Grandes Ligas, igualado con el venezolano Eduardo Escobar, de los Mellizos de Minnesota. “Pito”, tercero en el orden al bate y primera base, mantiene una proyección histórica de dobles.

Si el slugger mantiene el ritmo, los números sugieren que terminará la ronda regular con 64 biangulares, una marca que únicamente han alcanzado tres hombres en la Gran Carpa: Earl Webb (67, en 1931 para Boston), Joe Medwick (64, en 1936 para San Luis) y George Burns (64, en 1926 para Cleveland). Abreu ni siquiera tiene que pegar 50 batazos de esquinas para adueñarse del récord de los Medias Blancas, en poder de Albert Belle, quien dio 48 en 1998.

Abreu está metido en otra buena zafra con el equipo dirigido por Rick Rentería. Tiene 71 hits en 241 turnos al bate (.295 de average), con los 24 dobles, 10 estacazos de vuelta completa, 37 empujadas, 32 anotadas y 16 bases por bolas. Terminó la última fecha del big show con un respetable OPS de .870.



Moncada, lo contrario

Si el juego de las proyecciones favorece a Abreu, ocurre todo lo opuesto con Moncada. El infielder, con etiqueta de gran prospecto, simplemente no para de poncharse una y otra vez. De hecho, este sábado, contra los Red Sox, falló en los cuatro turnos que consumió y sumó dos abanicados más a su cuenta.

Actualmente, va por 84. Esa es la tercera cantidad más alta de todas las Mayores y la primera en su conjunto. Sus proyecciones lo ponen con 219.4 ponches para el final de la etapa eliminatoria. De lograr ese número, sería el tercero más elevado para un pelotero en una campaña en la historia de las Grandes Ligas: por debajo de Mark Reynolds (223, en 2009), Adam Dunn (222, en 2012) e igualado con Chris Davis (219, en 2016).

El récord para un cubano en este nefasto departamento está en manos de José Canseco, quien fue retirado por la vía del tercer strike en 175 oportunidades en 1986, a lo largo de 157 con los Atléticos de Oakland. Incluso el exjonronero tiene las cinco marcas más altas.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del sábado en las Grandes Ligas:

Kendrys Morales (TOR) duplicó para los Azulejos. Se fue de 5-2, con su séptimo doblete del año y un ponche. Yulieski Gurriel (HOU) también pegó par de imparables, pero en cuatro oportunidades oficiales, y remolcó una carrera.

De 4-1: Guillermo Heredia (SEA), Aledmys Díaz (TOR) y José Iglesias (DET), quien disparó triple y empujó una rayita. Leonys Martín (DET) se fue de 5-1, con anotada y boleto. Yonder Alonso (CLE) no tuvo suerte y terminó de 4-0.

Aroldis Chapman (NYY) se anotó su salvado número 17, al concretar la victoria de los Yankees 4-3 sobre los Mets de Nueva York con 1.0 entrada en blanco de dos pasaportes y par de ponches.

NOTA: Al redactar este trabajo, aún había juegos por terminar.