Soler ENCENDIDO, Iglesias ponchó a Puig, resumen cubano MLB

Jorge Soler pareció cambiar el chip y revolucionar su temporada a tal punto de que se convirtió en el bateador más peligroso y con números más atractivos en el lineup de los Reales de Kansas City
Jorge Soler pareció cambiar el chip y revolucionar su temporada a tal punto de que se convirtió en el bateador más peligroso y con números más atractivos en el lineup de los Reales de Kansas City
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Desde el 26 de abril, Jorge Soler pareció cambiar el chip y revolucionar su temporada a tal punto de que se convirtió en el bateador más peligroso y con números más atractivos en el lineup de los Reales de Kansas City. La jornada de ayer, en la derrota de los monarcas 11-6 frente a los Orioles de Baltimore, fue otra muestra de la tórrida ofensiva que exhibe desde las últimas semanas del mes pasado.


El poderoso jardinero se fue de 4-2, con par de carreras impulsadas, una anotada y una base por bolas. Su promedio con el madero quedó en .328 y alcanzó 17 rayitas producidas. Tiene ocho juegos de dos o más hits en los últimos 15 compromisos y conectó al menos un incogible en 14 de esos 15 duelos.

Tan bueno es el momento que atraviesa el habanero que desde el 26 de abril, suma 23 inatrapables en 58 visitas legales al plato, lo que arroja un average de .397, con seis dobletes, cuatro estacazos de vuelta completa, 15 remolcadas y 12 recorridos al diamante.

En ese período, su promedio pasó de .259 a .328. Lo más interesante es que tiene 10 enfrentamientos seguidos siendo alineado como segundo toletero por el mánager Ned Yost, una decisión que le ha rendido frutos al estratega, pues en esa decena de choques, Soler registra 15 imparables en 41 oportunidades oficiales (.366), con cuatro conexiones de dos esquinas y tres bambinazos.



Iglesias cumple

Los Rojos de Cincinnati no tienen muchas victorias en la ronda regular, pero lo que sí tienen es un cerrador que ofrece garantía y seguridad a la hora de concretar los pocos triunfos que alcanzan. Este jueves fue uno de sus casos, en el lauro viniendo de atrás 4-1 contra los Dodgers de Los Ángeles.

El derecho logró su quinto rescate de la campaña, en labor de 1.1 entradas perfectas. 

Retiró a tres bateadores por la vía del tercer strike: su compatriota Yasiel Puig, Max Muncy y Austin Barnes, los tres a los que retó en la parte baja del noveno episodio.



Desde el comienzo de la temporada pasada de las Mayores, es el cubano quien tiene más salvamentos con labores superiores a 1.0 capítulo. 

Con el de hoy llegó a 15, tres más que Kenley Jansen (Dodgers) y cinco más que Felipe Vázquez y Alex Colomé.

Iglesias deja su efectividad en 1.50, por trío de carreras limpias y ocho inatrapables en 18.0 tramos, con récord de 1-0 y el quinteto de rescates para la causa del equipo con uno de los peores balances de las Grandes Ligas.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del jueves en la Gran Carpa:

Por los Dodgers, Yasiel Puig no tuvo suerte luego de irse de 4-3 en su último juego. Esta vez, ante los Rojos, terminó de 4-0, con par de ponches. Su compañero Yasmani Grandal falló en los tres turnos que consumió, aunque tomó una base por bolas.

Guillermo Heredia no ha estado del todo bien desde que fue subido de vuelta por los Marineros de Seattle. Anoche lo retiraron en las cuatro oportunidades oficiales que tuvo, recibió un pasaporte y abanicó en tres ocasiones.

Por los Azulejos de Toronto, los dos cubanos que estuvieron en play no tuvieron mucho éxito. Lourdes Gurriel Jr. fue el único que conectó un imparable, al dar sencillo en tres chances válidos y anotar una rayita, mientras que Kendrys Morales sigue sin ver luz y se fue en blanco en tres turnos.