José Abreu persigue récord de dobles, Leonys y Soler se derrumban, resumen cubano MLB

Aparentemente, José Abreu no puede dejar de batear, pero así como no puede dejar de conectar buenos batazos, parece inevitable que siga disparando más dobles.
Aparentemente, José Abreu no puede dejar de batear, pero así como no puede dejar de conectar buenos batazos, parece inevitable que siga disparando más dobles.
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Aparentemente, José Abreu no puede dejar de batear, pero así como no puede dejar de conectar buenos batazos, parece inevitable que siga disparando más dobles. Ayer, en la derrota que sufrieron los Medias Blancas de Chicago 3-2 ante los Orioles de Baltimore, de su bate salieron otros dos biangulares para proyectar un número histórico.


El inicialista de los patiblancos se fue de 4-2, con el par de dobletes, una empujada y una base por bolas. Con estos dos, llegó a 14 conexiones de dos esquinas en solo 43 juegos disputados, la cuarta cantidad más alta en la Liga Americana, por detrás de Mookie Betts (19), Kevin Pillar (18) y Eduardo Escobar (17).

Esa temprana marca genera una proyección de 52 para el final de la ronda regular. Solo 46 peloteros en la historia del béisbol de la Gran Carpa han logrado esa cantidad: de allí salen únicamente cinco latinos. 

El tope para un jugador de los Medias Blancas lo impuso Albert Belle, con 48 tubeyes en 1998.



Si la proyección se cumple, “Pito” también romperá el récord para figuras cubanas que estableció Rafael Palmeiro en 1991, cuando pegó 49 para la causa de los Rangers de Texas.

Abreu sigue descosiendo la pelota en mayo: en lo que va de mes, con 17 encuentros para él, colecciona 23 imparables en 65 turnos legales al bate, con ocho dobles, dos estacazos de vuelta completa, 13 carreras empujadas y 10 anotadas, además de average de .354 y un OPS de .972.



Abismo

Luego de un inicio trepidante con el madero en la quinta treintena del año, Leonys Martín se derrumbó al igual que sus Tigres de Detroit, que ayer perdieron por cuarta vez en fila, en esta ocasión 4-2 frente a los Mellizos de Minnesota.

Martín, quien comenzó mayo con 11 hits en sus primeras 30 oportunidades oficiales, no ha dado incogibles en sus últimos cuatro encuentros. 

Eso se traduce a un slump de 16-0, en el que solo se ha embasado par de veces, incluyendo una por error. Tal bache ofensivo causó que su promedio bajara de .294 a .261.



Similar situación pasa con Jorge Soler, con actuación de 4-0 y tres ponches este lunes. El poderoso jardinero de los Reales de Kansas City, que cayeron derrotados 6-0 ayer contra los Cardenales de San Luis, ligó para .333 hasta el 12 de mayo, pero una mala racha de dos indiscutibles en sus últimos 26 chances legales provocaron un derrumbe en su average.

La casilla de Soler que mostraba aquel imponente .333 hoy exhibe un aceptable .289, pero con porcentaje de .077 y apenas un extrabase, con dos impulsadas, en sus pasados siete desafíos. 

En ese lapso lo han retirado en nueve ocasiones por la vía del tercer strike.



Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del lunes en las Grandes Ligas:

José Iglesias (DET) continúa su buen accionar en la caja de bateadores. Ayer pegó un doblete (11) en tres visitas al plato y anotó una carrera. En sus últimos 15 compromisos registró average de .333 (51-17), con cuatro dobles y dos vuelacercas, además de ocho fletadas e igual número de vueltas al cuadro. Su promedio global ya anda por .250.

Yoan Moncada (CWS) dio un imparable en cuatro turnos, anotó una carrera, recibió un boleto y lo poncharon una vez. Yasmani Grandal (LAD) falló en cuatro idas al box, incluyendo dos chocolates.