APOCALISIS NOW: 'Cuba vibra tanto, o más, con goles que con jonrones'

Las crecientes preferencias de los cubanos por el fútbol divide a los amantes del béisbol, deporte nacional en Cuba, entre quienes magnifican el fenómeno, le restan importancia o directamente lo niegan.
Las crecientes preferencias de los cubanos por el fútbol divide a los amantes del béisbol, deporte nacional en Cuba, entre quienes magnifican el fenómeno, le restan importancia o directamente lo niegan.
Foto: Cachivache Media
Por ANSA

Las crecientes preferencias de los cubanos por el fútbol divide a los amantes del béisbol, deporte nacional en Cuba, entre quienes magnifican el fenómeno, le restan importancia o directamente lo niegan.


Con el Mundial de Rusia a la vuelta de la esquina (faltan 27 días para el partido inaugural en Moscú), la polémica callejera en la isla caribeña se "calienta". "A mí ya no me interesa el béisbol", le confiesa a ANSA Enrique, quien suele colocar una bandera italiana en su azotea cuando juega la "azzurra", que en Rusia estará ausente por primera vez en 60 años en una Copa del Mundo.

Enrique reconoce que como "los italianos no van a estar en la Copa del Mundo rusa, voy por España".

"¿Por qué no te interesa ya la pelota (béisbol)?" preguntó ANSA al joven de 23 años, que responde: "No podría explicarlo. La encuentro lenta y se han ido muchos jugadores de categoría para 'la yuma' (Estados Unidos)". En La Habana cada vez es más habitual entre los jóvenes avisarse unos a otros cuando transmiten por televisión partidos de fútbol y el Mundial es la máxima expresión de este deporte, aunque en Cuba hay muchos seguidores de Real Madrid y Barcelona.



"A veces pienso que se trata de una conspiración nacional contra la pelota", afirmó hace ya casi un año en el periódico nacional "Trabajadores" un lector que escribió a una de sus secciones, que decidió analizar el fenómeno.

El lector se quejaba por la prioridad que, según él, le estaba brindando entonces la televisión al fútbol por encima del béisbol.

En realidad, en los últimos años la TV nacional dedica espacio tanto al béisbol, incluyendo partidos estadounidenses y de otros países, como al fútbol, pero muchos piensan que se ha roto el "balance" en favor del deporte más popular del planeta.



Otro criterio es que el béisbol nacional se vio afectado por la emigración de las grandes figuras y también por los horarios "incorrectos", tanto para celebrar los juegos como para transmitirlos. Reinold Guanche, cocinero en un centro gastronómico de la capital, afirmó que la crisis del deporte nacional es más bien producto de una "cuestión de preferencias".

"El rapidísimo y emotivo fútbol arrasa con todos los públicos posibles del mundo y actualmente el béisbol está cambiando sus reglas hasta en las Grandes Ligas de Estados Unidos para hacerlo más dinámico y mantener a los espectadores", explicó.

Guanche, que se autodefine como "beisbolero de corazón", consideró que las reglas de este deporte son más complejas que las del fútbol y le cierran a veces el paso a nuevos admiradores. "Por lo menos en Cuba, el beisbol es un símbolo nacional y levanta pasiones extraderportivas. Pienso que los símbolos nacionales hay que apoyarlos y protegerlos" aseguró. La prensa local, no deportiva, también ofrece una mirada sobre el fenómeno cada vez más creciente.



La Jiribilla, revista digital dedicada a temas culturales, consideró hace algún tiempo que "hay una percepción generalizada de que el fútbol, como fenómeno socio-cultural, gana en Cuba" "Es más, el fútbol va camino a desplazar por completo al pasatiempo nacional, sumido en una crisis deportiva y mediática que puede culminar en un atolladero sin salida", advirtió.

"La gente cada vez vibra tanto, o más, con goles y atajadas que con jonrones y ponches", completó la publicación apelando al lenguaje típico del deporte nacional, que sigue perdiendo terreno con el más popular del planeta.