Soler, Moncada y Abreu no ven luz, resalta Martín, resumen cubano MLB

El trío de figuras cubanas deslució completamente en la más reciente fecha las Grandes Ligas y fueron lo más parecido a una máquina de ponches en sus respectivos juegos.
El trío de figuras cubanas deslució completamente en la más reciente fecha las Grandes Ligas y fueron lo más parecido a una máquina de ponches en sus respectivos juegos.
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

Si se aprecia colectivamente la jornada que tuvieron este jueves Jorge Soler, Yoan Moncada y José Abreu en los encuentros de los Reales de Kansas City y los Medias Blancas de Chicago, salen números de espanto. El trío de figuras cubanas deslució completamente en la más reciente fecha las Grandes Ligas y fueron lo más parecido a una máquina de ponches en sus respectivos juegos.


El terrible desempeño en Moncada y Abreu fue culpa, en parte, de la labor monticular del puertorriqueño José Berríos, el abridor de los Mellizos de Minnesota en la victoria 4-0 sobre los patiblancos. Ante él y los dos relevistas que usaron los gemelos, los dos antillanos fallaron en los cuatro turnos que consumieron. “Pito” se tragó par de ponches, mientras que Moncada hizo lo propio en trío de ocasiones. 

En el caso de Soler, su abismo con el madero continuó. Cuando pareció alzar su vuelo hace par de días, se volvió a caer. Este jueves lo retiraron las cuatro veces que se paró en el plato por la misma vía: la del tercer strike. Lo más preocupante para el poderoso jardinero es que, aunque se esperaba que desde el principio de la temporada se vieran los frutos de su trabajo en el offseason, está rondando la conocida y nefasta Línea Mendoza (.200 de average), pues su promedio quedó en 207. 



Lo feo 

Al sumarse sus actuaciones del jueves, los números son alarmantes. Lo que arroja la operación matemática es dos oportunidades oficiales en blanco y nada más y nada menos que nueve abanicados entre los tres. 

Lo que más causa pesimismo es que la facilidad de poncharse no es solamente algo de una jornada, sobre todo en Moncada, alguien de quien se espera demasiado, pero aún no ha podido mostrar su mejor versión en la Gran Carpa. Quien todavía se cataloga como súper prospecto de la organización suma 24 chocolates en 12 compromisos o, lo que es lo mismo, dos por cada duelo. Peor aun: tiene una cantidad de ponches notablemente superior a la de imparables (9) en este inicio ronda regular. 

Soler, aunque su caso es menos dramático en ese especto, acumula 11 en nueve choques, en los que apenas suma seis incogibles. La parte mala para el capitalino es que simplemente no ha podido batear: sus promedios, antes de este último enfrentamiento, estaban en .240 AVG, .375 OBP, .280 SLG. Lo que más preocupa en su caso es el porcentaje de slugging. Se supone que, al ser un toletero, alguien con capacidad de sacar cuadrangulares, ese número para él ande por los .500. 



Martín destaca 

En la derrota que sufrieron los Tigres de Detroit 9-3 ante los Indios de Cleveland, Leonys Martín fue uno de los pocos bateadores que tuvieron una buena tarde por los bengalíes, cuyo número de reveses ya llegó a ocho. 

El habilidoso outfielder, gracias a su labor en el home plate, elevó su average a .295 como primero en el orden del mánager Ron Gardenhire. 

El centerfielder disparó tres incogibles en cinco viajes legales al box, incluyendo su tercer doblete de la campaña regular. 



En sus últimos dos encuentros, ambos contra la tribu, pegó seis inatrapables en nueve chances válidos, con par de biangulares, un estacazo de vuelta completa, una remontada y trío de anotadas. Por sus últimas dos jornadas, su promedio pasó de .200 a .295 (44-13). 

Así le fue al resto de cubanos que vio acción en la jornada del jueves en las Grandes Ligas: 

José Iglesias, por los Tigres de Detroit, falló en tres turnos, mientras que Yonder Alonso (CLE) conectó un sencillo en cinco idas a la caja de bateadores y se ponchó en una oportunidad. 



0

Síguenos en Facebook