Bombazos de Aledmys, Alonso y Grandal, Iglesias salva el 1ro, resumen cubano MLB

Aledmys Díaz, oriundo de Santa Clara, noveno bate y torpedero, se fue de 3-1, con la larga conexión al lanzador Danny Farquhar en el séptimo episodio del encuentro.
Aledmys Díaz, oriundo de Santa Clara, noveno bate y torpedero, se fue de 3-1, con la larga conexión al lanzador Danny Farquhar en el séptimo episodio del encuentro.
Foto tomada de Zimbio
Por Juan Páez / @jmanupz

De a poco, Yonder Alonso empieza a explicar las razones por las que los Indios de Cleveland le confiaron ser el reemplazo de Carlos Santana, uno de los mejores bateadores de su alineación hasta antes de esta temporada. El cubano, a quien la tribu firmó por dos años en la campaña muerta, levanta con su ofensiva y en la jornada de este lunes sacudió su segundo cuadrangular del año. También jonronearon Yasmani Grandal y Aledmys Díaz.


En el blanqueo de los dirigidos por Terry Francona 6-0 a los Angelinos de Los Ángeles y de Anaheim, Alonso se fue de 4-1 con un vuelacerca contra los envíos del abridor JC Ramírez, una carrera empujada y dos anotadas, además de una base por bolas. El nacido en La Habana suma cinco remolques, todos derivados de largos batazos: un grand slam y el bambinazo de hace dos días. 

Hasta ahora el inicialista disfruta un inicio de zafra en el que liga para .286, producto de cuatro inatrapables en 14 viajes legales al plato. Lo más interesante es que tres de esos cuatro hits resultaron extrabases (un doble y dos jonrones). Tiene el quinteto de producidas, igual número de anotadas, tres boletos y tres ponches. 




Pa’ la calle 

Aunque al momento de redactar este trabajo persistía el empate a seis rayitas entre los Dodgers de Los Ángeles y los Diamondbacks de Arizona, Yasmani Grandal registraba una buena noche con el bate. Sumaba tres incogibles en cinco oportunidades oficiales, con un doble, un sencillo y su primer bombazo de la naciente ronda regular. 

A su actuación se le suman dos fabricadas e idéntica cifra de vueltas al cuadro, más dos transferencias a la primera base. Solo le hizo falta el triple para completar la escalera, pero quedó ligando para .467 en sus primeros cuatro choques de la temporada. 




Otro que sacó la pelota del parque fue el parador en corto Díaz, apenas su segundo cuadrangular con el uniforme de los Azulejos de Toronto, en la victoria 4-2 frente a los Medias Blancas de Chicago. 

El oriundo de Santa Clara, noveno bate y torpedero, se fue de 3-1, con la larga conexión al lanzador Danny Farquhar en el séptimo episodio del encuentro. 

Al frente de Díaz, por los patiblancos, José Abreu triplicó en cuatro chances legales. Uno de esos tres indiscutibles fue un doblete, también se ponchó en la única vez que fue retirado. Yoan Moncada, además de tomar un pasaporte, dio un sencillo en tres idas al box. 



Iglesias se anota el primero 

Luego de salvar 28 juegos por los Rojos durante 2017, Raisel Iglesias abrió la cuenta de rescates en 2018 al concretar el triunfo de Cincinnati 1-0 frente a los Cachorros de Chicago. El derecho, como es usual, lanzó más de una entrada y no tuvo problemas para ponerle candado al encuentro. 

El mánager Bryan Price lo puso en la loma con dos outs en el octavo tramo e Iglesias resolvió. En su labor no permitió hits, ni carreras, dio una base por bolas y retiró a dos bateadores por la vía del tercer strike. 

Así le fue al resto de los cubanos en la jornada del lunes en las Grandes Ligas: 

Leonys Martín mostró signos vitales de su ofensiva. Dio dos imparables en cuatro turnos, con una anotada y un boleto para los Tigres de Detroit. Yasiel Puig (LAD), en el mismo caso de Grandal, estaba de 6-1 al momento de escribir estas líneas, mientras que Jorge Soler (KC) sigue sin dar su primer incogible y terminó de 3-0, con ponche. 

0