Guantes de Oro 2017-18: Ganadores y perdedores

Análisis, el veredicto final y lo que deberíamos apreciar (antes y después) en cada elección del Guantes de Oro en la 57 Serie Nacional de Béisbol de Cuba
Análisis, el veredicto final y lo que deberíamos apreciar (antes y después) en cada elección del Guantes de Oro en la 57 Serie Nacional de Béisbol de Cuba
Foto tomada del sitio de origen
Por Yirsandy Rodríguez.
De eso se trata el béisbol: Siempre tenemos ganadores y perdedores, aunque realmente eres capaz de entender y apreciar eso mientras no estás afectado directamente. Si te sirve de consuelo, recuerda cuando un jugador erró en un lance o un pitcher (e incluso, el árbitro) te dio vida en el home plate y eso te ayudó a ganar la batalla. 


Aquí está mi análisis, el veredicto final y lo que deberíamos apreciar (antes y después) en cada elección del Guantes de Oro en la 57 Serie Nacional de Béisbol de Cuba:
Catcher
Veredicto: Olber Peña, Pinar del Río.
Mi elección: Jordanis Acebal, Isla de la Juventud.
Lo que deberíamos apreciar: Acebal no solo fue el mejor cátcher en porcentaje de cogidos robando (74.1%), pues también dominó en porcentaje de fildeo con 220 lances sin cometer errores. Si miramos las estadísticas de Olber Peña, es posible que usted no pueda ‘apreciar la desventaja’ en comparación con Acebal. Miremos aquí: Peña participó en 172 innings más que Acebal, pero la proyección del isleño apuntaba a 529 IP, de haber sido escogido como refuerzo. De esa manera, habría sobrepasado por 58 entradas a Peña, aunque es justo decir que eso no significa que Acebal se hubiese ido sin errores y tirando para más de un 70%. Tome otro argumento: Entre 10 receptores calificados con al menos 250 innings a la defensiva, Acebal ocupó el 2nd puesto en f/PLUS (una métrica que compara el factor de rango del jugador de remplazo de la posición), mientras Peña ocupó el 9th rango con menos-1. Ariel Martínez lideró con (más-16).

Primera base
Veredicto: Guillermo Avilés, Granma.
Mi elección: La misma.
Lo que deberíamos apreciar: Avilés ha crecido como fildeador en el infield, y eso también se debe a la posibilidad de desarrollarse: Hacía algunas temporadas atrás, él tuvo que moverse a los jardines, y entonces su rendimiento mermó de cierta manera. ¿Recuerdas aquella postemporada donde se fue 0-for-18 contra Ciego de Ávila en 2014? Él jugó 40 de 42 innings de los Alazanes en el left field. En 2017, los méritos le sobraron: Fildeó .994 en 695 innings, encabezando el RF (Factor de Rango) con 11.90 y las asistencias (34), en este último acápite empatado con Alexander Malleta y Yasiel Santoya.

Segunda base
Veredicto: Carlos Benítez, Granma.
Mi elección: Dainnier Gálvez, Isla de la Juventud.
Lo que deberíamos apreciar: El único argumento sólido con el que alguien podría convencerme –no es ni siquiera que odia a Gálvez— sería explicándome que, si no juegas en la segunda fase, no eres elegible para ganar el Guante de Oro. Defensivamente, de Gálvez a Benítez va una diferencia superior a la distancia entre Isla de la Juventud y Granma. Gálvez es hábil, tiene mejor pívot, y es virtuoso ubicándose en el terreno. También suele ser certero a la hora de fildear los elevados a la zona corta del outfield, y podría moverse a cualquier posición del infield y defender con maestría. En buen tiempo, creo que él me convenció cuando leí que fildeó 1.000, luego de no cometer errores en 296 lances. ¡Y soy de los que no cree mucho en el porcentaje de fildeo! Será por eso que me gusta ver esto: 
-Participó en 56 dobles matanzas en 44 partidos. Benítez lo hizo en 60, solo cuatro más que Gálvez en 263 innings por encima.
-Lideró en f/PLUS con más-15. Benítez sumó más-2, a la mitad del Top-10.
-Alcanzó un 7.12 RF (Factor de Rango), totalmente superior al 6.33 de Carlos Benítez.
¿Serán suficientes estos argumentos?...

Tercera base
Veredicto: Osvaldo Abreu, Granma.
Mi elección: Yurisbel Gracial.
Lo que deberíamos apreciar: Abreu entró en la disputa con uno de los mejores antesalistas del béisbol cubano actual. La participación de Gracial en segunda y el short stop, impidieron que estuviera todo el tiempo en la antesala. Pero aquí hay grandes ventajas del matancero (que fue fichado por los Halcones de SoftBank en laLiga Profesional Japonesa) en comparación con todos los antesalistas del béisbol: Si vamos a mirar el porcentaje de fildeo, entonces tenemos que recurrir a Yeniet Pérez (.968), Abreu (.965) o Jorge Luis Barcelán (.960). Sin embargo, ninguno de ellos estuvo en el Top-5 de factor de rango, guiado por Yudier Rondón (3.40) y Gracial (3.39). 
En f/PLUS, Gracial (más-11) ocupó el 2nd puesto, en tanto estuvo a la cabeza de una importantísima estadística defensiva que observamos poco: El porcentaje de Asistencias. Completó un 81.1%, que enterró ese bajo.953 de FA. A más lances por inning, mejor alcance y habilidad para sacar outs con la fortaleza de su brazo, ¿habría más que pedir?
Note la diferencia entre el Factor de Rango y Promedio de Fildeo: 
-RF, cuantifica los lances que el jugador es capaz de convertir en outs o asistencias por cada nueve entradas, tomando solo los innings en los que el fildeador participa.
-FA, es irremediablemente frío: Con él, solo sabemos qué tan bueno es un fildeador por la cantidad de lances que recibe. Tenga en cuenta, que en FA no se refleja la capacidad de alcance del fildeador en diferentes jugadas, mientras en RF sí. Tampoco RF es la mejor vía, al menos superior a DRS (Carreras Salvadas a la Defensiva), pero es el mejor camino del presente hacia un futuro mejor donde se espera una evolución de las estadísticas en el béisbol cubano.
Short stop
Veredicto: Jorge Alomá, Artemisa.
Mi elección: Yulián Milán, Granma.
Lo que deberíamos apreciar: Estoy mirando que en la evaluación de los short stops, Alomá ocupó el 17th lugar entre 22 defensores elegibles en f/PLUS con más de 200 innings jugados. Si filtramos la lista hasta los que cumplieron con 300 IP, entonces Alomá (menos-6) tiene el 7th puesto de ocho jugadores, dejando atrás únicamente a Orlando Acebey (menos-7). A diferencia de todo eso, Milán fue realmente bueno: Registró la mayor cifra de participaciones en doble play (69), fue segundo en porcentaje de fildeo (.979) y 2nd en Ast.% con 71.1. Su RF fue de 6.20, menor al 6.38 de Juan Carlos Arencibia, pero el pinareño fildeó apenas .948 (19 errores en 367 chances).

Jardinero izquierdo
Veredicto: Jorge Yhonson, Las Tunas.
Mi elección: La misma.
Lo que deberíamos apreciar: Partiendo de que los jardineros izquierdos fildearon .971 y fueron los outfielders con menos asistencias (89) en la 57 Serie Nacional, solo te faltaría ver parte de la integralidad del tunero:
  • 1st – 32 f/PLUS
  • 1st – .986 FA 
  • 1st – 2.06 RF
  • 2nd – 96.5% Catch
Yhonson superó los problemas de su potencia en el tiro con una mejor ubicación y lectura a cada conexión. Obviamente, también contó con la ayuda de un excelente center field en cuestiones de alcance, su compañero Yuniesky Larduet. Creo que, adicionando la labor de Andrés Quiala, el trío de los Leñadores fue uno de los más completos en toda la temporada.

Jardinero Central
Veredicto: Yoasan Guillén, Industriales.
Mi elección: La misma.
Lo que deberíamos apreciar: ¡Felicidades, Guillén! Haber completado una actuación como la que hizo el jardinero de Industriales, es digna de resaltar. Fue tan bueno en los jardines, que su nombre pudo ser valorado para el Guante de Oro hasta en el right field. En el center, no cometió errores en 86 lances, lideró el f/PLUS (más-12) y fue segundo en RF (2.82) detrás de Roel Santos. En este punto, parece que el desafío apenas comienza. Santos cometió solo un error en 102 lances y registró un más-12 f/PLUS. Yoelquis Guibert se sigue convirtiendo en un jugador a mirar: Fue perfecto en 100 oportunidades, encabezó la lista en asistencias (10) y trabajó para un bien calificado más-9 f/PLUS. Pero no se olvide de mi jugador favorito del outfield en la actualidad, Víctor Víctor Mesa, quien apenas jugó 232 innings y realizó una sola asistencia, aquel impresionante disparo que puso out en el home a Yosvany Alarcón para una doble matanza.

Jardinero Derecho
Veredicto: Ariel Sánchez, Matanzas.
Mi elección: Andrés Quiala, Las Tunas.
Lo que deberíamos apreciar: ¡Me encanta cuando veo a Ariel Sánchez en la caja de bateo! Es un jugador con decisión, tiene paciencia, puede golpear extra bases y todavía es un corredor (ya no como antes) progresivo en las almohadillas. Desde su debut en las Series Nacionales en 2005, ningún bateador zurdo tiene más hits que él (1355) en temporadas regulares y, posiblemente, si se mantiene saludable (ojalá sea así), consiga los 2000 imparables antes de su retiro. Sin embargo, si tuviera que escoger a un jardinero de los que jugaron en la 57 Serie para defender un inning en el right field, el último sería Ariel Sánchez. No tengo nada personal contra él, aunque parece que las estadísticas sí. Detallando su rendimiento defensivo, aquí hay algunos datos para analizar:
De los siete jardineros derechos que jugaron al menos 300 innings, Sánchez fue 7th en f/PLUS (menos-17) y RF (1.83). En ese mismo listado, Andrés Quiala fue el único outfielder con resultados positivos en el f/PLUS, sumando más-6. Además, sumó 10 asistencias, igual al 58.8% de todas las que registraron los jardineros ubicados del 5th al 10th lugar. Entonces, ¿es posible que Ariel Sánchez haya sido escogido por delante de Andrés Quiala? Bueno, de echo lo fue, aunque erróneamente. Justificar que Sánchez fildeó .990 en 97 lances y que fue superior a Quiala, quien lo hizo para .984 en 182 chances, es un argumento sin sentido.
Ya es imposible revocar esa elección, pero dele un vistazo a una comparación más:
En todas sus temporadas regulares desde 2005, Ariel Sánchez ha sumado 12 asistencias en 7385 innings. ¿Saben cuántas entradas necesitó Quiala para alcanzar esa misma cantidad de asistencias? Apenas 204 partidos y 1624 innings entre 2013 y 2016. ¿Será esa una gran diferencia?

Lanzador
Veredicto: Freddy Asiel Álvarez, Villa Clara/Industriales.
Mi elección: La misma.
Lo que deberíamos apreciar: He visto fildear a Freddy Asiel Álvarez en el box desde que tenía 15 años. Lo recuerdo perfectamente en el Campeonato Nacional de la categoría 15-16, momentos que mi amigo Jesús Suárez-Valmaña no podría olvidar. Así que ese promedio de 4.56 RF de Freddy Asiel, que superó el 2.38 de Yosvany Torres (aunque el pinareño tampoco cometió errores y tuvo 38 lances), ¡no me sorprende!

0

Síguenos en Facebook