El zurdo cubano Néstor Cortés, entre las grandes sorpresas en rosters del Día Inaugural

Cuando el zurdo Néstor Cortés salga a lanzar por primera vez en la temporada con los Orioles de Baltimore, se convertirá en el cubano número 201 en debutar en las Grandes Ligas.
Cuando el zurdo Néstor Cortés salga a lanzar por primera vez en la temporada con los Orioles de Baltimore, se convertirá en el cubano número 201 en debutar en las Grandes Ligas.
Por Jorge Morejón

Cuando el zurdo Néstor Cortés salga a lanzar por primera vez en la temporada con los Orioles de Baltimore, se convertirá en el cubano número 201 en debutar en las Grandes Ligas.


Aunque en el sitio oficial de los Orioles aparece como natural de Hialeah, en la Florida, lo cierto es que Cortés nació hace 23 años en Surgidero de Batabanó, un pueblo al sur de La Habana y llegó a los Estados Unidos con siete meses de edad, cuando su padre se ganó la lotería de visas, según el periodista Francys Romero, un especialista en seguirle los pasos con la agudeza de un detective privado a cuanto pelotero cubano haya regado por el mundo.

Escogido por los Yankees de Nueva York en la ronda 36 de la selección amateur del 2013, pasó en enero a Baltimore por la Regla 5 del Draft.

Luego de brillar durante cinco años en todos los niveles de Ligas Menores, el cubano se ganó un espacio en el roster de 25 peloteros que comenzará la campaña este jueves ante los Mellizos de Minnesota.




Cortés es apenas uno de esos muchachos que llegaron con hambre a los campos de entrenamientos el mes pasado y fueron premiados con su inclusión en la plantilla inicial, gracias a su esfuerzo y rendimiento.

Ese es el caso de Daniel Vogelbach, de los Marineros de Seattle, quien descosió la pelota como ningún otro bateador de los 30 equipos.


Vogelbach, primera base, tuvo el más alto average de la primavera (con más de 50 turnos), al irse de 54-22 (.407), en tanto fue el máximo jonronero (7), empatado con otros tres jugadores, con lo que dejó sin opciones a la gerencia de los Marineros, que lo llamaron a bordo.

Quizás el caso más comentado en los últimos días entre esos muchachos es el del prospecto segunda base de los Filis de Filadelfia Scott Kingery, quien sin haber pisado jamás un terreno de Grandes Ligas recibió esta semana una extensión contractual de 24 millones de dólares por seis años.


Otro segunda base que se ganó a base de sudor y contra todo pronóstico un lugar en las Mayores fue Tyler Wade, de los Yankees.

Al comenzar los entrenamientos de primavera, el prospecto venezolano Gleyber Torres figuraba como favorito para ganar ese espacio.


Pero Torres demostró no estar listo aún, lo que unido a la lesión del inicialista Greg Bird, llevó a la gerencia de los Mulos a pasar a la primera base al veterano Neil Walker y darle a Wade la oportunidad de abrir como defensor del segundo cojín.

Los Marlins de Miami, con muchas plazas en juego, premiaron el esfuerzo del primera base y jardinero Garrett Cooper y los lanzadores Caleb Smith y Tayron Guerrero.




Cooper y Smith llegaron a Miami desde Nueva York en un raro canje que le dio a los Yankees dinero para firmas internacionales.

Smith emergió de los campos de entrenamiento como segundo en la rotación de abridores, mientras que el versátil Cooper será el cuarto jardinero y primera base reserva del titular Justin Bour.

El colombiano Guerrero, que tuvo una probadita de Grandes Ligas al lanzar dos innings en el 2016 con los Padres de San Diego, tuvo una primavera de lujo.


El derecho de seis pies y ocho pulgadas de estatura actuó en diez partidos de primavera y en 11.1 innings permitió apenas cuatro hits y una limpia, para efectividad de 0.79, apoyado en su recta que roza las 100 millas por hora.

Y en el lado contrario de los Marlins, quienes tenían muchas vacantes por llenar, estaban los actuales campeones Astros de Houston, en cuyo roster activo era mucho más difícil de colarse.




Pero la lesión del cubano Yuli Gurriel, unido a números extraordinarios durante los juegos de prácticas, le abrieron las puertas al primera base J.D. Davis, quien alternará en su posición con el versátil venezolano Marwin González, hasta tanto llegue el titular.


Gran labor tuvo el joven serpentinero venezolano Gabriel Moya con los Mellizos y por ello estará en el bullpen del equipo el Día Inaugural.

Moya, de 23 años, trabajó 11 episodios en nueve partidos, con efectividad de 0.82 y 12 abanicados.




Más sorprendente fue la inclusión en el roster de los Rangers de Texas la inclusión de su compatriota Carlos Tocci, jardinero de 22 años que apenas promedió para .179 en la primavera, con 15 abanicados en 57 turnos.


Quizás lo veamos salir a correr de emergente más que otra cosa, pues es un hombre veloz que estafó ocho almohadillas en nueve intentos durante los partidos de preparación.

0

Síguenos en Facebook