Lázaro Vargas asegura que a su hijo (Miguel Antonio) no le espera nada fácil

El estelar exjugador de Industriales con todo su enfoque en que ayudar a su hijo en el camino a las Grandes Ligas.
El estelar exjugador de Industriales con todo su enfoque en que ayudar a su hijo en el camino a las Grandes Ligas.
Por Jorge P. Martínez

Lázaro Vargas, quien fue tercera base de Industriales y mánager del equipo, considera que su hijo Miguel Antonio, tiene las herramientas para triunfar en las Grandes Ligas estadounidenses.


El ex tercera base de Industriales, Lázaro Vargas Álvarez, busca que su hijo Miguel Antonio Vargas Echarri, quien firmó con los Dodgers de Los Ángeles en 2017 triunfe en las Grandes Ligas estadounidenses.

"Está en una etapa de preparación general muy dura. Está haciendo mucho trabajo físico, mucho trabajo técnico, para mejorar y pulir todas las cosas que cambian cuando uno pasa de la pelota cubana aquí, a la pelota profesional", dijo Lázaro a Martí Noticias.

Refiriéndose a las cualidades de su hijo dijo que "tiene un brazo muy potente, corre muy rápido, tiene mucha fuerza, tiene buen tacto, es decir, yo lo vería como un pelotero muy completo y solo tiene que trabajar y enfocarse en lo que tiene que hacer y creo que va a llegar bien lejos".

Pero reconoce que a Miguel Antonio no le espera nada fácil.



"Primero, que hay que trabajar muy duro porque se juegan muchos juegos. Es decir, aquí se juegan 162 juegos, en Cuba se juegan nada más 90. Así que la preparación física es esencial. Tienes que prepararte duro, es la otra diferencia porque si te lesionas te sales del juego y entonces es tiempo que pierdes".

También se refirió a "la parte técnica, porque no se batea igual. El swing es diferente, los brazos van por dentro. No se batea de rolling y son muchos aspectos técnicos que hay que mejorar con respecto al swing y sobre todo con la rapidez; aquí el pelotero rápido es fundamental también", indicó.

Lázaro Vargas dijo que en las Grandes Ligas "vas a enfrentar a adversarios con mucha más calidad. Los pitchers todos son veloces son de 94 millas; 95 durante todo el partido y cuando más avanza el partido más millas tiran. Entonces, si tu preparación no es buena, si tú no te adaptas a esa pelota es muy difícil que puedas triunfar".

Miguel Antonio Vargas, de 18 años, estará esta primavera en los campos de entrenamiento en Arizona. Ahí tendrá su primera experiencia en un complejo deportivo en el que coincidirá con los mejores peloteros de la organización de los Dodgers de Los Ángeles.


0

Síguenos en Facebook