Higinio Vélez sigue con su discurso envejecido y la pelota cubana no avanza

'Desde que está Higinio Vélez dirigiendo el béisbol los fracasos internacionales llegan uno tras otro y entonces justifican todo' declaró exintegrante de equipo de Series Nacionales
'Desde que está Higinio Vélez dirigiendo el béisbol los fracasos internacionales llegan uno tras otro y entonces justifican todo' declaró exintegrante de equipo de Series Nacionales
Foto: Daniel de Malas
Redactado por Jorge P. Martínez con información de El Nuevo Día


“Cuba no progresa en eventos internacionales debido al mal trabajo que realizan los dirigentes deportivos en la isla, entre ellos Higinio Vélez Carrión, presidente de la Federación Cubana de Béisbol”, afirma el ex masajista del equipo Villa Clara, Jorge Luis Artiles.


El béisbol cubano busca reinventarse para obtener mejores resultados a nivel internacional tras las malas actuaciones en la Liga Can-Am y Serie del Caribe.

"El béisbol en Cuba atraviesa un complejo proceso de readaptación que pasa por la ampliación de la apertura de su modelo del profesionalismo, un escenario en el cual cuenta con múltiples opciones en diversas ligas rentadas", señala el periódico puertorriqueño El Nuevo Día.

Pero Jorge Luis Artiles "Bebo" Montiel, ex masajista del equipo Villa Clara, afirma que la pelota no va a avanzar hasta que sean reemplazados los dirigentes que dirigen el béisbol en Cuba, debido al mal trabajo que realizan, entre ellos Higinio Vélez Carrión, presidente de la Federación Cubana de Béisbol.

"Desde que está Higinio Vélez dirigiendo el béisbol es cuando más peloteros se han ido de Cuba, para cualquier lugar se van. Los fracasos internacionales llegan uno tras otro y entonces justifican de que no entrenaron bien, que por el bloqueo estadounidense, que por esto, que por lo otro", indica.



Según Bebo, los deportistas cubanos "no pueden ganar por la mala calidad de los terrenos, la mala atención a los peloteros, la mala atención que tienen ellos en sus casas".
El béisbol en Cuba es profesional

"El béisbol y el deporte en Cuba es profesional y eso lo sabe todo el mundo. El deporte en Cuba no es amateur hace rato, porque el pelotero vive de jugar pelota, no vive del trabajo y después va a jugar pelota. El pelotero tiene licencia deportiva permanente, tienen acceso a estudiar lo que deseen", señala Bebo.

La Federación Cubana de Béisbol (FCB) dijo hace unos días que permitiría que cinco peloteros jueguen en eventos profesionales en Japón, Italia y Panamá.



El lanzador Raidel Martínez jugará con los Dragones de Chunichi (Japón), y Wilber Pérez con el Paterno Red Sox (Italia). También se trasladará a Japón, el receptor Ariel Martínez, mientras que el cátcher Yosvani Alarcón y el pitcher Yanni Yera jugarán en Panamá, afirma El Nuevo Día.

"Tenemos muchas conversaciones adelantadas y creo que estaremos entre los 23 y 25 jugadores contratados en esta temporada, para superar los 19 del año pasado", dijo Vélez Carrión.

Pero el periódico indica que "su margen de maniobra, sin embargo, es muy reducido, sobre todo porque no se vislumbra una posible solución para que los jugadores cubanos puedan participar, bajo el manto federativo cubanos, en las ligas invernales caribeñas, la liga de verano de México o las Grandes Ligas y su enorme sistema de fincas, el mayor del mundo".



Y aunque Vélez Carrión dice que "hay interés también del béisbol de Australia y es un hecho que se mantiene también el vínculo con las ligas independientes de Canadá", el periódico estima que el margen de maniobra del Estado cubano es bastante limitado.

"A ello se suman ciertas dificultades políticas, pues los cubanos podrían participar en las competitivas y prolíficas ligas de Corea del Sur o China Taipei, pero la Federación Cubana de Béisbol ha preferido no tocar es tecla hasta el momento, ya que Cuba mantiene relaciones diplomáticas cercanas con Corea del Norte y sostiene una mistad estrecha con China, país que es su socio comercial principal y que ve a China Taipei (también conocida como Taiwán como una provincia rebelde)", destaca El Nuevo Día.


1

Síguenos en Facebook