Frederich Cepeda expone sus soluciones para mejorar internacionalmente

El veterano slugger cubano reconoce la actuación del Cuba en las Serie del Caribe, pero sabe que se puede más
El veterano slugger cubano reconoce la actuación del Cuba en las Serie del Caribe, pero sabe que se puede más
Por Aliet Arzola Lima

Este espirituano, uno de los bateadores más puros que se recuerden, ha demostrado año tras año que puede rendir al máximo en los más duros escenarios, justo como lo hizo ahora en la Serie del Caribe de Jalisco


La historia del béisbol cubano en el presente siglo tiene a Frederich Cepeda Cruz en un sitial de honor. El espirituano, uno de los bateadores más puros que se recuerden, ha demostrado año tras año que puede rendir al máximo en los más duros escenarios, justo como lo hizo ahora en la Serie del Caribe de Jalisco.

«Es un torneo corto, en el que se necesita una fuerte preparación mental para que no te afecte un mal comienzo y puedas recuperarte rápido. Es el clásico evento en el que los ajustes se deben hacer de un turno a otro, sin perder tiempo», explicó Cepeda a nuestro diario, solo unos minutos después de llegar a Cuba junto a los Alazanes de Granma, terceros en la reciente lid caribeña de Guadalajara.

El plantel dirigido por Carlos Martí sucumbió por segundo año consecutivo en semifinales, instancia en la que fallaron todos los factores de juego y solo algunos hombres respondieron acorde con las expectativas. Uno de ellos fue Cepeda, quien entró en circulación casi en la mitad de sus turnos (474 de promedio de embasado) y culminó como líder del plantel en average (400), extrabases (cuatro), slugging (867) e impulsadas (cuatro), en este último aspecto igualado con Raúl González y Yurisbel Gracial.



Semejante éxito individual, sin embargo, no satisface tanto al ambidiestro espirituano. «Fue un buen evento, pero no logramos el objetivo que estábamos buscando y nos duele regresar a nuestro país con una derrota, porque el pueblo cubano es muy exigente con el equipo nacional de béisbol y siempre quiere el primer lugar. Tenemos que reponernos tras las adversidades afrontadas en los últimos años y seguir con la frente en alto; la vida continúa».

Cepeda también piensa que alcanzar la cima en escenarios como la Serie del Caribe no es una quimera. «Enfrentamos rivales bien preparados, algunos con experiencia en Grandes Ligas y otros prospectos, pero en sentido general, ante esa élite nos vimos bien, sueltos, bateando sólido, con buena defensa… Necesitamos jugar esta pelota todos los días y el nivel subirá, aumentará la competitividad de los peloteros.



«No quiero decir que nosotros no fuimos competitivos ahora. Creo que todo el equipo merece el reconocimiento y la felicitación por su entrega, pero coincidimos en que se debe desarrollar más al jugador, a fin de llegar a estos eventos con más herramientas para superar la presión que genera el deseo de hacerlo bien», abundó el espirituano, quien agradeció la oportunidad de representar a Cuba por segunda ocasión en el clásico caribeño.

Por último, dijo que el crecimiento cualitativo del béisbol cubano requiere de un trabajo serio en todos los niveles. «Si queremos mejorar, según mi humilde criterio, debemos fortalecer la serie nacional y dar un buen espectáculo, pero hay que enfocarse con el mismo ímpetu en la base de cada provincia, pensar en los más jóvenes, en las nuevas generaciones de peloteros que tendrán el reto de sostener el prestigio del béisbol cubano en el futuro».

Con información tomada de Granma

0

Síguenos en Facebook