Cachorros de Chicago firman a prospecto cubano de 17 años

Jardinero y tercera base, Moreno tiene previsto llegar este viernes a Miami procedente de México para comenzar una preparación intensiva antes de que Chicago le asigne un destino
Por Jorge Ebro / jebro@elnuevoherald.com

Cinco veces fue Kevin Moreno a una preselección nacional y cinco veces se quedó a las puertas de hacer el equipo cubano. Ahora espera que los Cachorros no se hayan equivocado al elegirlo para integrar su organización, una de las más emblemáticas de las Grandes Ligas.


El joven cubano de 17 años acaba de firmar un pacto con la franquicia de Chicago que le ha traído doble satisfacción: la suya propia por la ventana de oportunidad que abre en su carrera y, especialmente, la de su padre Roberto.

"A él siempre le ha gustado mucho Chicago, le encanta ver los juegos de los Cachorros y uno de sus peloteros favoritos es Kris Bryant'', apuntó Moreno, quien nació en el pueblo de Alquízar. "Ojalá pueda darle la satisfacción de verme vestido con ese uniforme en un estadio de las Mayores''.

Jardinero y tercera base, Moreno tiene previsto llegar este viernes a Miami procedente de México para comenzar una preparación intensiva antes de que Chicago le asigne un destino dentro de sus múltiples equipos de granja.


Aunque este es apenas el primer paso de una larga carrera de esperanza, el muchacho siente que este pacto es de cierta manera una validación de muchos sacrificios y servirá para acallar las dudas y posiciones de quienes poco o nada creyeron en él.

"Lo primero es la satisfacción por esta firma, y lo segundo es que me refuerza la confianza de que esos otros que dudaron de mí estaban equivocados'', agregó Moreno. "No es fácil recibir negativas, cuando uno va aprendiendo y creciendo en la vida''.

Como la mayoría de los niños de su tierra, Moreno comenzó a jugar béisbol a los cinco años y poco a poco comenzó a sobresalir, al punto que lo comenzaron a llamar a las preselecciones nacionales.


Aunque prefiere no revelar las razones y solo atina a comentar que "son cosas que suceden y que solo los cubanos entenderían'', se atisba en las palabras de Moreno de algún tipo de injusticia para dejarlo siempre fuera del grupo selecto de peloteros en las categorías inferiores.

Sin embargo, ahora está convencido de que con el tiempo los Cachorros comprenderán la clase de talento que trae a la organización y que una valoración justa de su juego -más el esfuerzo que pueda ofrecer- le permitirán ascender por el sistema de las Menores.

Pero en este momento solo está disfrutando la firma y el hecho de que pronto continuará haciendo lo que más le gusta y en el equipo más querido de su padre, lo cual no es poca cosa.

"Vengo con toda la ilusión del mundo a demostrarle a los Cachorros que no estaban mal encaminados cuando me dieron esta oportunidad'', recalcó Moreno. "Además, de demostrarles a todos aquellos que no creyeron en mí, que siempre hubo y que va a haber''.


0

Síguenos en Facebook