La Habana amaneció en total estado de decepción tras derrota de Industriales

Por el momento imperará la decepción en la fanaticada azul, la herida está abierta y sangra sin parar, el corazón de los capitalinos necesita sanar cuanto antes.
Por el momento imperará la decepción en la fanaticada azul, la herida está abierta y sangra sin parar, el corazón de los capitalinos necesita sanar cuanto antes.
Foto: Osniel Carmona
Los habaneros amanecieron hoy totalmente decepcionados por la eliminación de Industriales a manos de Las Tunas en el playoff semifinal del Campeonato cubano de béisbol.


Se puede perder, pero con dignidad, lo de ayer fue vergonzoso, expresó una ama de casa del reparto Casino Deportivo, que estuvo en vilo hasta altas horas de la noche, sufriendo la derrota de los leones de la capital.

Industriales perdió ayer por 10-0, KO en siete entradas, en el séptimo y decisivo partido de la semifinal, y firmó así una nueva debacle en su historia reciente.

De hecho, los capitalinos no ven a su equipo en la final de la Serie Nacional desde 2012 e incluso en esa ocasión fueron vapuleados por Ciego de Ávila en el match por la corona, por 4-1.

'Qué bochorno, qué pena me da con los Industriales', enfatizó apesadumbrado un trabajador por cuenta propia, que se dedica a hacerle los mandados a la gente del barrio.



Una derrota así, por humillante, no se la deseo ni a mi peor enemigo, añadió, antes de remachar: 'De leones no les queda nada'.

Y es que Industriales es el equipo más laureado de la historia del béisbol cubano, pero su última coronación data de la temporada 2009-2010, demasiado tiempo de sequía para los fanáticos de La Habana.

En la serie contra Las Tunas, los azules llegaron delante 3-2 a los partidos decisivos, pero finalmente se dejaron remontar con sendas derrotas en los duelos seis (6-3) y siete (10-0 KO), la última con visos de humillación.

Víctor Mesa no lo hizo tan mal, pero es un tipo sin suerte, jamás va a ganar un campeonato como manager, ametralló un informático -universitario- que trabaja en un taller de reparación de celulares.



El mentor de los azules cambió la dinámica del equipo y logró clasificarlo a la postemporada, sin embargo, se notó un gran bajón de rendimiento en la segunda parte de la campaña, que tuvo su punto más dramático en la caída contra Las Tunas en la semifinal.

Desde su debut como director de equipos, Mesa nunca conquistó el cetro de una Serie Nacional y ya lleva casi 20 años en los banquillos, primero con Villa Clara, luego con Matanzas y ahora con Industriales.

Debemos hacer un cambio generacional. Los veteranos deben hacer lo que hizo (Carlos) Tabares, dar un paso al lado, retirarse, y dejar que la juventud se imponga, espetó otro seguidor de los azules.

Industriales cuenta con varios veteranos en sus filas, desde el ilustre Alexander Malleta, que cumple 41 años el próximo mes, hasta Yohandry Urgellés, Rudy Reyes, o Stayler Hernández, quienes sufrieron varias lesiones durante la contienda y su rendimiento -Malleta aparte- dista mucho del alcanzado en el momento cumbre de sus carreras.



Como sea, los azules de la capital deberán trazar un plan a largo plazo para volver al trono de Cuba, y el primer paso, nadie lo dude, pasa por conservar a Víctor Mesa de manager, para darle estabilidad a la gestión.

Y quién sabe, a lo mejor el polémico mentor logra alzar -pronto- el trofeo de campeón por primera vez en su vida en funciones de estratega.

Mientras tanto imperará la decepción en la fanaticada azul, la herida está abierta y sangra sin parar, el corazón de los capitalinos necesita sanar cuanto antes.


0

Síguenos en Facebook