ESCÁNDALOS RECIENTES de peloteros cubanos de las Grandes Ligas con la ley

La armada cubana en la MLB se ha visto involucrada en más de una ocasión con las autoridades
La armada cubana en la MLB se ha visto involucrada en más de una ocasión con las autoridades
Foto montaje SwingCompleto
Por Daniel Fumero.

Como si formara parte de un guion preestablecido que se pone en práctica antes de los entrenamientos primaverales, ahora nos llega una nueva indisciplina fuera de los terrenos de un pelotero cubano contratado en las Grandes Ligas.


En diciembre de 2013, el cienfueguero de los Dodgers de Los Ángeles, Yasiel Puig, fue arrestado después de ser detenido por manejar a 110 mph en la autopista I- 75 del sur de la Florida.




A finales de noviembre de 2015, “Caballo Loco” volvió a la carga y protagonizó una pelea cuando se marchaba del bar Blue Martini, en Miami, tras la solicitud del portero del centro por una discusión con su propia hermana.

Ahora, se une a la lista el jardinero de los Diamondbacks de Arizona, el habanero Yasmany Tomas, que resultó arrestado por conducir a 105 mph en una zona de apenas 65 mph.

De acuerdo a los reportes, el toletero no sufrió ni causó daños mientras conducía, sin embargo, la ley de Arizona establece que ir a 20 mph por encima de cualquier límite de velocidad dado (o más de 85 mph) puede conllevar a un arresto.



Este fue el motivo por el que posteriormente, fue acusado por conducción imprudente y viajar a exceso de velocidad. "Estamos muy decepcionados al enterarnos de esta noticia", manifestaron directivos de los Diamondbacks cuando conocieron la noticia.

Según los especialistas legales, de ser declarado culpable de los hechos, el guardabosque podría estar entre rejas alrededor de 30 días, tener una suspensión de su licencia de conducir y pagar una multa por el delicado acto.




Y regresando a las indisciplinas, una de las más complicadas tuvo como principal actor al santiaguero ex de los Bravos de Atlanta, Héctor Olivera, quien fue acusado por agredir a una mujer en las afueras de un hotel en Washington.

Es cierto, ya había comenzado la Gran Carpa, no obstante, el incidente tuvo lugar lejos de las instalaciones deportivas y le dejó al indómito una suspensión de 82 juegos, en el 2016.


0

Síguenos en Facebook