EN POSTEMPORADA todo cambia, inclusive las exageraciones

Los Playoffs han despertado las mayores emociones y ya la fanaticada anda repartiendo culpas y villanos
Los Playoffs han despertado las mayores emociones
y ya la fanaticada anda repartiendo culpas y villanos
Por Mario Martín.

Bien, es verdad, “los play off son otra cosa”. Lo admito desde la perspectiva de las presiones psicológicas y emocionales que suponen una mini-serie en la que un solo traspiés puede originar el adiós a las pretensiones de toda una temporada.


Pero en ocasiones se exagera. No creo atinado afirmar, por ejemplo, que fue eso —y solo eso— lo que originó que Raúl González y Yordán Manduley pifiaran en el primer partido entre Matanzas y Granma del play semifinal de la LVII Serie Nacional de Béisbol en Cuba.

¿O es que estos dos jugadores no cometieron errores en el calendario regular? Con lo que sí estoy de acuerdo es con que existen atletas que tienen un mejor desenvolvimiento en los momentos cumbres.

También es común endilgarle el cartelito de “poco oportuno” a un bateador de calibre que un momento clave dejó a sus compañeros en circulación. Es como si estuvieran obligados a batear “de todas todas”.

Fue así como algunos comentaron que Alfredo Despaigne “no es ese gran bateador pues se ponchó ante Yoanni Yera en el partido de apertura con corredores en circulación”. ¿Pero acaso el mismísimo José Altuve, en la última Serie Mundial de las Grandes Ligas, no se ponchó en situación parecida? Repito: hay quienes exageran, y preocupa que a veces no sean solo aficionados.


Pero si de preocupaciones se trata a este redactor le llama la atención que, por lo que se lee en las redes sociales, y lo que se escucha por radio y televisión, Matanzas es el gran favorito para imponerse a Los Alazanes.

Es evidente que se ha sido superficial. Invito a los internautas que hagan una comparación, jugador por jugador, para que vean que el equilibrio es evidente. Y que conste, yo también doy más posibilidades a Los Cocodrilos, pero no por ese margen que ahora mismo algunos conceden.

¿Qué determina mi elección? Pues que el pitcheo de los de Víctor Figueroa es más profundo. No obstante, como se vio en el segundo cotejo, esa superioridad del cuerpo de tiradores no es abismal.


Del enfrentamiento entre Industriales y Las Tunas creo que no hay objetividad cuando se deja entre dicho que Los Azulesllevan las de ganar “pues pesa la camiseta”, y se obvia que ese equipo, desde el 2012, no sale airoso en play off.

Y si existe un detalle que pudiera inclinar la balanza para uno u otro equipo ese es, precisamente; lo que haga o deje de hacer Víctor Mesa en los seis choques que restan. En el ahora mentor capitalino, sí se puede afirmar que “los play off son otra cosa”.


0

Síguenos en Facebook