CELEBRANDO: Cumpleaños 50 del primer no hit no run industrialista

Los días 7 de enero han sido históricamente trascendentales para los lanzadores capitalinos.

Los días 7 de enero han sido históricamente trascendentales para los lanzadores capitalinos.

Por Luis Angel Rondón Alvarez

Por estos días, cuando quizás los fervientes seguidores del equipo Industriales extrañen más que nunca la estelaridad de los pitchers capitalinos de antaño, esos cuya sola presencia en el box era garantía de victoria, se impone recordar un hecho protagonizado por un lanzador de los equipos Azules hace 50 años.



Se trata del primer juego de cero hits-cero carreras propinado por un serpentinero industrialista en Series Nacionales de Béisbol (SNB).

La hazaña ocurrió el 7 de enero de 1968, en el estadio J. Díaz de Artemisa, en la antigua provincia Habana, durante el séptimo campeonato cubano y su autor fue Jesús Pérez, un lanzador que pese a desempeñarse fundamentalmente como cerrador en sus cinco temporadas, se anotó el mérito en la victoria de Industriales cinco anotaciones por cero sobre Vegueros.



Aquel fue el sexto juego de no jit-no run que se daba en las entonces noveles temporadas beisboleras de nuestro país, y tuvo lugar coincidentemente el mismo día que el serpentinero Leopoldo Valdés propinaba el número cinco en el Estadio Latinoamericano, desde el montículo del equipo Habana, en la victoria de su selección también por cinco a cero sobre el plantel de Pinar del Río.

Dos años más tarde, en 1970, y también un 7 de enero otro pitcher capitalino, Rigoberto Betancourt, se convertiría en el tercer industrialista en inscribir su nombre en la selecta lista de tiradores con al menos un juego de cero hits-cero carreras, al dejar seco el dique del equipo Oriente en el Coloso del Cerro, en el triunfo de los Leones una 1×0 durante la novena SNB.



En fin, los días 7 de enero han sido históricamente trascendentales para los lanzadores capitalinos.




0

Síguenos en Facebook