Casi desaparece Aroldis Chapman de Top 10 de relevistas de la MLB

ESPN ha dado a conocer su selección de los mejores 10 por posición en las Grandes Ligas y ha sido muy dura con el lanzallamas cubano

ESPN ha dado a conocer su selección de los mejores 10 por posición en las Grandes Ligas y ha sido muy dura con el lanzallamas cubano

Por Buster Olney

El sorteo de novatos podría ser el último espacio reservado para los lanzadores abridores, la última área del juego donde superan a los relevistas. Cuando se les da la opción, los equipos siempre van a preferir al lanzador abridor, un pequeño recordatorio de esos tiempos - no hace mucho - cuando los chicos del bullpen eran vistos como lanzadores que no podían dar el grado en una rotación.


Pero ahora los relevistas reciben mayor respeto, más entradas, y más importante, más dinero. En la temporada baja 2011-2012, los abridores recibieron el 60 por ciento del dinero que se le pagó a los lanzadores agentes libres -- $299.4 millones de los $465 millones gastados. Esto ha cambiado dramáticamente en temporadas recientes. En el pasado invierno, los relevistas agentes libres recibieron $421.2 millones y los abridores $194.6 millones, o el 68 por ciento fue a parar a los relevistas. Hasta ahora en este invierno, los relevistas han recibido dos terceras partes del dinero dedicado a los lanzadores: $274.8 millones, en comparación con los $142 millones gastados en los abridores.

Cuando Andrew Miller firmó su acuerdo de cuatro temporadas y $36 millones con los Yankees antes de la temporada 2015, ese contrato fue considerado un lujo sorprendente por ejecutivos rivales, el tipo de acuerdo que solo un equipo de mercado grande puede considerar. Solo algunos años después, un salario de $9 millones anuales es la tasa considerada normal por un buen relevista, pagada en este invierno por los Filis a Tommy Hunter (dos años, $18 millones), por los Rockies a Jake McGee y Bryan Shaw (ambos firmaron por tres años y $27 millones) y por los Rangers a Mike Minor (tres años, $28 millones, con una oportunidad de ser cerrador).



Hay mucho enfoque en los jugadores de posición importantes y en los lanzadores abridores que se espera lleguen a la agencia libre en el otoño que viene: Bryce Harper, Manny Machado, Josh Donaldson y quizás Clayton Kershaw, quien podría salirse de su contrato. Pero el mercado de relevistas en la agencia libre es donde quizás equipos de mercado grande como los Yankees y los Dodgers inviertan su dinero, con Craig Kimbrel, Andrew Miller, Zach Britton, Cody Allen and David Robertson, entre otros, estarán disponibles.
He aquí nuestra lista de los 10 mejores relevistas, basada en la información de evaluadores, y con la ayuda de Sarah Langs, Paul Hembekides y Mark Simon de ESPN Datos:


Quizás el momento más sorprendente en el béisbol en el 2017 ocurrió en la novena entrada del Juego 2 de la Serie Mundial, cuando Marwin González conectó cuadrangular hacia la banda contraria ante Jansen para igualar la pizarra. Fue algo parecido al que conectó Kirk Gibson ante Dennis Eckersley en la Serie Mundial de 1988 y cuando los Medias Rojas empataron el juego ante Mariano Rivera en el Juego 4 de la Serie de Campeonato de la Liga Americana en el 2004 - debido a la grandeza del lanzador. Al igual que Eckersley, igual que Rivera, Jansen no le da muchas oportunidades a los rivales: cero corredores, cero contacto sólido, cero atisbo de esperanza.



En 68⅓ entradas en la temporada regular de la campaña pasada, Jansen permitió apenas siete boletos y ponchó a 109 rivales. Esa tasa de ponches a boletos de 15.57 fue la mejor en las mayores. Jansen depende de su recta cortada, y su tasa en la pasada temporada fue incluso mayor que la mejor lograda por Rivera (12.83), quien fue el Maestro original de la Recta Cortada.

"Si evaluamos la confianza - en quién confías más con una ventaja - él sería el hombre", dijo un evaluador sobre Jansen.

2. Craig Kimbrel, Medias Rojas de Boston

Estaba saludable nuevamente y creó una de las mejores temporadas para un relevista, y los rivales pueden dar fe de lo difícil que es lidiar con su repertorio. Se midió a 254 bateadores y ponchó a 126, casi exactamente la mitad. Su porcentaje de ponches de 49.6 por ciento fue por mucho el mejor del béisbol. Tuvo la tasa de abanicadas y falladas más grande de cualquier lanzador en las mayores la pasada temporada, con 19.8 por ciento. Los rivales le promediaron apenas .140, la menor tasa en la LA, y la tasa de ponches de 49.6 por ciento no solo fue la mejor de MLB la pasada temporada. También fue la mejor de la historia, rompiendo el record de Eric Gagne (44.8 por ciento) para un relevista con al menos 65 entradas.



3. Andrew Miller, Indios de Cleveland

A pesar de haber batallado con problemas de rodillas que afectaron su comando, Miller siguió siendo el relevista zurdo más dominante en el béisbol, ponchando 94 de los 244 bateadores que enfrentó, con un ERA+ Ajustado de 319. Será agente libre en el siguiente otoño, y las probabilidades son que Miller, quien cumplirá 33 años en mayo, se ganará mucho más de los $9 millones que han sido la constante entre los relevistas desde la última vez que fue agente libre.


En un invierno en el que los chicos del bullpen han sido bien pagados, él recibió el mayor salario de la historia para un relevista, con $17.33 millones anuales, al recibir un acuerdo de tres temporadas y $52 millones, con una opción condicionado para un cuarto año que podría activarse fácilmente si se mantiene saludable. ¿La diferencia entre Davis y el resto de los relevistas en el mercado? Él ha probado su dominio en el rol de cerrador. En las pasadas cuatro temporadas, Davis tiene efectividad de 1.45, con nueve jonrones y 313 ponches en 241⅓ entradas. Su tasa de ponches de 12.1 la pasada temporada fue la segunda mejor de su carrera.




Comenzó el año como preparador de los Cerveceros pero se graduó en el papel de cerrador, y al final de la temporada, ya era considerado como un caballo de trabajo: Compiló 39 salvamentos mientras lideraba la LN en apariciones con 76. No le da respiro a los bateadores, razón por la que no permite tantos jonrones (apenas seis la pasada temporada) y razón por la que, en parte, permitirá más que su cuota de boletos (40). La curva de Knebel estuvo entre las mejor catalogadas, en valor, en las Grandes Ligas.


Al igual que Wade Davis temprano en su carrera, Bradley pareció transformarse por su mudanza al bullpen. Evolucionó de ser un lanzador abridor que permitía muchos hits a ser un relevista dominante, con un aumento en la velocidad promedio de su recta de 92.4 mph a 96.4 mph. Como pasa con Dellin Betances, hay una enorme brecha en velocidad entre su recta y su principal lanzamiento quebrado, lo que lo hace difícil de medir.



"Luce como un chico diferente", dijo un ejecutivo rival de la LN. "Su confianza se muestra ahora. Él está seguro que puede hacerlo [este trabajo]".

A pesar de lanzar en un estadio amigable para los jonrones como lo es el de Arizona, Bradley apenas permitió cuatro vuelacercas en 73 entradas la pasada temporada.


Sigue siendo muy, muy bueno, y la pasada temporada ponchó a 69 bateadores en 50⅓ entradas. Pero su repertorio natural vio algo de retroceso la pasada temporada, y es posible que Chapman, quien cumplirá 30 años en febrero, no vuelva a ser tan poderoso como fue en el pasado. De acuerdo a FanGraphs, el valor de su recta cayó de 18.6 en 2016 a 9.2 en 2017. Chapman alteró su recta a finales de la temporada porque sentía que la pelota se estaba cortando mucho, y mejoró luego de eso.




En una era en la que los bateadores han trabajado para cambiar sus ángulos de lanzamiento y elevar pitcheos bajos, Doolittle corta a los bateadores en la parte superior de la zona de strike con su recta - y claramente los bateadores han tenido problemas para ajustarse. De acuerdo con FanGraphs, Doolittle lanzó la cuarta mayor tasa de rectas en el 2017 pero permitió la tasa de contacto duro más baja de cualquier relevista en las mayores en el 2017. Eso funcionará. La situación del cerrador de los Nacionales finalmente parece arreglada por el futuro cercano porque el acuerdo de Doolittle tiene opciones que corren hasta la temporada 2020.



9. David Robertson, Yankees de Nueva York

De acuerdo al sistema utilizado por FanGraphs, la curva de Robertson tuvo el mayor valor de cualquier lanzamiento rompiente desplegado por un lanzador la pasada temporada, y eso le funcionó a él. Tuvo el WHIP más bajo de su carrera, con 0.85, y permitió apenas 35 hits en 68⅓ entradas, incluyendo apenas 14 hits y dos jonrones en 35 entradas luego de ser cambiado a los Yankees.

10. Chad Green, Yankees de Nueva York



El derecho de los Yankees es un ejemplo clásico de cómo la tasa de giro hace la diferencia. La velocidad promedio de su recta de 96 mph - bastante buena en esta era pero nada especial - aparentemente luce diferente a los bateadores que la de muchos otros relevistas, dada su efectividad. Su tasa de giro de 2,490 rpm es mayor que la de cualquier otro relevista en esta lista, y en la pasada temporada, Green pareció lanzarle la pelota por el medio de la zona. Permitió apenas 34 hits en 69 entradas, con un FIP de 1.75.

De Sarah Langs, el OPS de los rivales ante Green de .440 está empatado con la cifra más baja entre todos los relevistas con un mínimo de 50 entradas trabajadas, igualando la marca de Andrew Miller y superando la de Craig Kimbrel's (.444).



Lo mejor del resto

Cody Allen, Indios de Cleveland: Mark Simon dice que apenas tres lanzadores han logrado 30 salvamentos en cada una de las pasadas tres campañas: Jansen, Kimbrel y Allen.

Felipe Rivero, Piratas de Pittsburgh : Si los Piratas cambian a Gerrit Cole, Andrew McCutchen y Josh Harrison, también haría sentido para ellos cambiar a Rivero, quien es codiciado por evaluadores rivales por su increíble cambio.

Roberto Osuna, Azulejos de Toronto: El cerrador de Toronto presenta una especie de encrucijada porque sus números indican que pertenece a los 10 mejores. Osuna terminó la pasada temporada tercero en fWAR entre todos los relevistas con más de 20 entradas, y fue noveno en xFIP y tuvo la tercera menor tasa de boletos. Pero realmente tuvo problemas luego del receso del Juego de Estrellas, al dejar escapar seis de sus 23 oportunidades de salvamento. Quizás fue la gran carga de trabajo a tan temprana edad: Osuna acumuló 207⅔ entradas durante las temporadas 2015-2017, la mayor cantidad para un cerrador a tiempo completo. Quizás la mala racha estuvo relacionada con el problema de ansiedad del que Osuna habló en junio pasado.



Quizás fue casualidad, el tipo de cosa que Brad Lidge y otros cerradores élite han podido superar, o quizás sea algo más que eso.

Tommy Kahnle, Yankees de Nueva York: Conquistó sus problemas de comando y logró 96 ponches en 62⅔ entradas en 2017.

Dellin Betances, Yankees de Nueva York: Para el final de la Serie de Campeonato de la Liga Americana del año pasado, su manager dejó de utilizarlo en situaciones de importancia porque no podía lanzar strijes. Pero Betances es tan bueno, que es difícil batearle: Los otros veintinueve equipos quisieran tener la oportunidad de reencaminarlo. "Rayos, yo me quedaría con él", dijo un manager rival la pasada temporada. "¿Piensas que ellos lo cambiarían?"



Mide 6-8 y lanza a 98 mph, con un lanzamiento rompiente de cerca de 12-15 mph más lento, lo que significa que la mejor esperanza para muchos bateadores es que Betances pierda la zona de strike y ellos consigan un boleto. La pasada temporada, Betances generó la mayor tasa de contacto suave, y no sue no siquiera cerca.

Los Yankees tienen la profundidad en su bullpen si Betances no logra recuperar su comando para el 2018, y realmente, él tiene más que perder que ellos. Si logra recuperarse, él será el relevista No. 1 disponible en la agencia libre luego de la temporada 2019, a los 31 años, con decenas de millones de dólares en juego.

Pat Neshek, Filis de Filadelfia: Sigue dominando a los bateadores con su slider.

Brad Hand, Padres de San Diego: Estuvo disponible en el mercado de cambios a lo largo de la temporada 2017, y ningún equipo dio el paso al frente para ofrecerle al gerente de San Diego A.J. Preller lo que andaba buscando. Ahora el valor de Hand ha aumentado luego de otra temporada de excelencia.



0

Síguenos en Facebook