SERIE NACIONAL: Sluggers cubanos sobresalen como los mejores designados

¿Quién es en este momento el mejor bateador designado de la 57 Serie Nacional?
¿Quién es en este momento el mejor bateador designado de la 57 Serie Nacional?
Por Sigfredo Barros / sigfredo@granma.cu

Hace más de 40 años, el 6 de abril de 1973, el pelotero estadounidense Rom Blomberg se paró en el home –para batear en lugar del lanzador– frente al derecho cubano Luis Tiant, en un partido en el Yankee Stadium, y se convirtió en el primer bateador designado de la historia.


Hasta hoy, el designado ha generado muchas polémicas y hasta ha cambiado su concepción, pero sigue ahí.

De entrada, una liga de Estados Unidos, la Americana, lo aceptó, y otra, la Nacional, dijo no. Para quienes afirman que este deporte se juega en terrenos de yerba y a la luz del día, el designado es algo así como una invención diabólica. Para sus defensores, la regla 6.10 (la que ampara la creación del designado) le añade más ofensiva y, por supuesto, contribuye a aumentar la emoción del desafío.

Nuestro béisbol lo aceptó casi inmediatamente. Y lo ha utilizado profusamente, al extremo de que en la actual segunda fase de la 57 Serie Nacional entre los seis elencos concursantes se han parado en el home en función de bateadores designados 82 hombres, con Pinar del Río a la cabeza (20, casi todo el equipo), seguido por Artemisa (16), Las Tunas y Matanzas (15 cada uno), Industriales (diez) y Granma (seis).

Existe una teoría en el béisbol profesional –específicamente en el de Grandes Ligas–, de que en una temporada tan larga, de 162 partidos, resulta en ocasiones necesario refrescar a algunos jugadores claves, relevándolos de vez en cuando de sus obligaciones ofensivas.


Eso está bien desde ese punto de vista. Sin embargo, lo que no se concibe es colocar en ese puesto a peloteros noveles, sin experiencia. Y son 15 los utilizados hasta el momento entre los seis equipos animadores de esta segunda fase del clásico cubano.

En décadas pasadas abundaron los designados estelares, sobre todo con fuerza al bate. Orestes Kindelán, Romelio Martínez y Lázaro Junco son tres magníficos ejemplos, con más de mil bambinazos de cuatro esquinas entre los tres. Y ni qué decir de un representante de la nueva generación, Alfredo Despaigne, seleccionado el mejor designado en la Liga del Pacífico del béisbol japonés.

Valdría la pena preguntarse entonces, ¿quién es en este momento el mejor bateador designado de la 57 Serie Nacional?

Después de revisar las estadísticas de cada uno de los participantes que han sido colocados en esa función, dos saltan a la vista. Uno, veterano de 35 años, nacido en Granma y ahora vistiendo la franela de Industriales, Yordanis Samón. El otro, cinco años más joven, oriundo de Río Cauto, también granmense, Lázaro Cedeño.


Hasta los juegos de este viernes, Samón promediaba 319 en 254 turnos oficiales al bate, con 18 dobletes, cuatro triples, 11 jonrones, 46 anotadas y 61 carreras impulsadas. Cedeño presentaba average de 309 en más de 300 comparecencias y 265 veces oficiales, con 16 jonrones, 62 remolques y 50 anotadas.

Otro muy destacado es Dennis Laza, el mayabequense refuerzo de los Cazadores de Artemisa, con un superior promedio de bateo, 396, pero por debajo en cuadrangulares (nueve) y carreras impulsadas (37), con 169 comparecencias.

A un veterano de mil campañas, con 41 años de edad que parecen muchos menos, el tunero Danel Castro, también hay que contarlo entre los más destacados, con 362 de promedio en 180 comparecencias.


0

Síguenos en Facebook