Industriales tiene una docena de juegos para demostrar de que está hecho

Con menos de quince días cuenta la selección de Industriales para intentar mantenerse entre los cuatro primeros puestos en la tabla de posiciones de la Serie Nacional
Con menos de quince días cuenta la selección de Industriales para intentar mantenerse entre los cuatro primeros puestos en la tabla de posiciones de la Serie Nacional
Foto: Beatriz Verde
Por Juan Carlos Teuma.

Con menos de quince días cuenta la selección de Industriales para intentar mantenerse entre los cuatro primeros puestos en la tabla de posiciones de la segunda fase de la actual 57 Serie Nacional de Béisbol.


En ese breve tiempo, lo azules deberán celebrar 12 partidos decisivos y su objetivo principal, más que acortar distancias respecto a Las Tunas y Matanzas (líder y sublíder del certamen), ha de ser evitar que Pinar del Río o Artemisa le den alcance justo en esta recta crucial.

Luego de concluir el desafío contra Las Tunas -el jueves último-los Leones capitalinos solo habían conseguido 10 victorias en el segundo período de la lid. En cambio, en la casilla de las derrotas exhibían una alarmante cifra de 22 descalabros.

Que los pupilos de Víctor Mesa todavía tengan claras opciones de clasificar se debe, en primer lugar, al magnífico desempeño que lograron en la primera fase, cuando comandaron las acciones con excelente balance de 35 éxitos y solamente 11 fracasos, lo cual les valió para superar a los tuneros (sublíderes entonces) por cuatro choques de diferencia.



No obstante, no solo por aquella ventaja la tropa habanera aún se mantiene entre las candidatas para pasar a los venideros play off: La inestable —y en algunos casos desfavorable— actuación de varios conjuntos ha contribuido de manera eficiente a que el acentuado bajón de rendimiento mostrado por los grandes felinos melenudos no provocara mayor daño a la meta perseguida por el equipo, y a no pocos pronósticos especializados que perdieron sustento de la noche a la mañana.

Además de la presente subserie frente a Matanzas, donde se juegan cuatro pleitos en el Estadio Victoria de Girón —para efectuar un partido pendiente entre ambas escuadras— el conjunto insignia del béisbol cubano deberá visitar a la formación granmense en el Mártires de Barbados (del 13 al 15 de diciembre), poco después recibirá en el Latinoamericano a Pinar del Río (del 17 al 19) y finalmente acudirá al 26 de Julio, de Artemisa, para disputar el último compromiso particular de esta etapa previa a la postemporada.

Si bien es cierto que todos estos enfrentamientos son de vital importancia para las aspiraciones de la formación capitalina, cerrar el calendario con duelos ante pinareños y artemiseños constituye una singular oportunidad que los azules están obligados a no desperdiciar.



Porque son esos los elencos que los Leones deben mantener a distancia y porque, además, son dos de los más inestables en este segmento, la ocasión es propicia para que los dirigidos por Víctor Mesa gestionen su boleto de manera directa, sin tener que esperar por los mismos providenciales resultados ajenos que le han permitido mantenerse a flote hasta ahora.

Durante toda la segunda fase, los seguidores del estandarte añil hemos esperado un repunte, una señal para renovar sobre bases sólidas el estropeado optimismo. Este es el momento, no queda otro, no habrá un después.

Los restantes encuentros no solo definirán si a la fiesta semifinalista asistirá más de una veintena de hombres vestidos de azul. Cuando se trata de Industriales, la alegría o la tristeza atañen a cifras mayores. No veinte, no treinta… se trata de cientos de miles de personas, los fieles invariables, quienes conocen y aman el béisbol gracias al color de la casaca elegida una vez y para siempre.


0

Síguenos en Facebook