ORGULLO CUBANO: El particular y exitoso caso del villaclareño Yandy Díaz

Parece que Díaz está hecho para tener éxito en la Gran Carpa, al menos como bateador. Así lo ha demostrado desde que regresó.
Parece que Díaz está hecho para tener éxito en la Gran Carpa, al menos como bateador. Así lo ha demostrado desde que regresó.
Por Juan Páez / @jmanupz

Sonaría muy “sencillo” decir que Yandy Díaz tenía todo fácil para llegar a Grandes Ligas en 2017. Sería más cercano a la realidad advertir que su talento se desarrolló (y lo sigue haciendo) a tal punto que todo pareció menos complicado de lo que quizás fue. Lo cierto es que al menos por ahora, el cubano, después de largo trabajo, parece inamovible del roster de los Indios de Cleveland.


Al finalizar la campaña anterior en las ligas menores, el nativo de Sagua la Grande fue a Venezuela a jugar en la Liga Venezolana de Béisbol Profesional con los Leones del Caracas. Allí le arrebataron el título de bateo en la última jornada de la ronda regular, pero lo más importante, lo que sí cuenta para su mejoría es que evolucionó su manera de afrontar los pitcheos quebrados que, según él, tanto le hacían daño en el pasado.

Lo que siguió fue llegar al spring training a pelear por un puesto en el roster de 25 de la tribu para el día inaugural de la actual zafra. Fue el mejor bateador del equipo, al ligar para .458 (48-22), con cuatro dobles, un triple, dos jonrones y 15 empujadas en 20 juegos.

Ese desempeño, más la lesión de su compañero Jason Kipnis, lo llevó a convertirse en el antesalista de los Indios en el Opening Day. El utility fue apenas el cubano número 22 en debutar en una jornada inaugural. El último en hacerlo había sido José Abreu, en 2014 con los Medias Blancas de Chicago.


Obstáculos

No todo el camino estuvo lleno de rosas para Yandy. No pudo batear lo suficiente durante abril o, mejor dicho, no tuvo la suerte necesaria para que sus fuertes conexiones cayeran en terreno de nadie. Ligó solo para .236 en sus primeros 15 encuentros como bigleaguer, antes de ser enviado de vuelta a Triple A. Subió nuevamente el 8 de mayo y lo enviaron a las menores una vez más dos días después.

“Hablamos con él en ese momento”, dijo el asistente al coach de bateo de la tribu, Matt Quatraro, a MLB.com. “Le dijimos: ‘Mira, nos gusta quién eres como bateador. Estás pegándole fuerte a la bola hacia la banda contraria, tienes una gran vista. Lo único que pasa es que no le estás haciéndoles swing a los lanzamientos que puedes golpear bien. No cambies nada”.

El viaje a la sucursal de Cleveland le hizo bien. El principal cambio fue que dejó de batear tantos roletazos. Hasta el 10 de mayo su porcentaje de rodados era un altísimo 62.5. Luego de que fue subido el 22 de agosto hasta entonces, ese número disminuyó a 56.4 por ciento.


Sus elevados pasaron de 12.5 % a 23.1 % y cuando le pegas a la pelota con tanta fuerza, es normal que esos batazos por el aire consigan espacios en los jardines.

De hecho, entre bateadores con al menos 75 turnos oficiales con el madero en todas las Mayores, Díaz tiene el segundo promedio más alto de velocidad de salida: 93.6 millas por hora. Ese registro es únicamente superado por Aaron Judge (94.5 MPH), quien está en vías a ser el Novato del Año de la Liga Americana. 

Debajo del isleño, están figuras como Joey Gallo, Nelson Cruz, Miguel Sanó, Paul Goldschmidt y Giancarlo Stanton.


Parece que Díaz está hecho para tener éxito en la Gran Carpa, al menos como bateador. Así lo ha demostrado desde que regresó. Veamos un contraste de su actuación:

Desde/Hasta
G
PA
AB
R
H
2B
3B
HR
RBI
BB
IBB
SO
BA
OBP
SLG
OPS
Abr 3 a may 10, 2017
18
71
64
9
13
1
0
0
3
6
0
17
.203
.268
.219
.486

Desde/Hasta
G
PA
AB
R
H
2B
3B
HR
RBI
BB
IBB
SO
BA
OBP
SLG
OPS
Ago 22 a sep 9, 2017
16
64
48
12
17
5
1
0
7
15
0
9
.354
.516
.500
1.016

Bajaron sus ponches, aumentaron sus boletos, tiene más imparables en menos turnos y ni hablar de sus promedios (BA, OBP, SLG y OPS). Tal como sus Indios, con 18 triunfos al hilo, Díaz se enrachó ofensivamente o, por fin, explotaron sus conocidas habilidades ofensivas. Lo mejor de Yandy está por venir. Lo sabe él, lo sabe Cleveland.


0

Síguenos en Facebook