Venezuela aplastó a Cuba y también se coló en semifinales

Lo cierto es que se perdió el partido y los caballos cubanos se pararon en seco.
Lo cierto es que se perdió el partido y los caballos cubanos se pararon en seco.
Web Screen Shot
Por Boris Cabrera.

En un partido de mucha ofensiva, las Águilas de Zulia derrotaron convincentemente a los Alazanes de Granma, y de paso, lograron también el boleto a la semifinal de la Serie del Caribe.


Las Águilas se lanzaron fervorosas en la misma primera entrada, contra los envíos del decepcionante Freddy Asiel Alvarez, otrora chinchete de los equipos cubanos, quien ha ido dejando en el camino su dominio y su velocidad como migajas de pan. Media decena de indiscutibles, combinados con el primer error del conjunto en la contienda (tiro de Ayala), propiciaron la anotación de tres carreras que llenaron de hastio los hogares cubanos.

Pero este equipo, salpicado de la estirpe de antaño, con una producción oportuna, inédita en esta última década, logro empatar muy rápido el marcador, gracias a Carlos Benítez, el hombre de mejor salud mental en la escuadra, el que hace más con menos; con un sorprendente home run que trajo a casa a los anteriormente embasados por sencillos, Saavedra y Ayala.

Cerrando la cuarta entrada, los venezolanos sacudieron al relevista Noelvis Entenza, quien los había silenciado por espacio de tres entradas y un tercio. Después de dos outs, el hombre proa, Freddy Galvis, conectó un sencillo de línea al bosque derecho y robo segunda, para luego anotar por cohete al central de Ronny Cedeño que rompería el abrazo en el pizarrón.


Una entrada más tarde, los chicos de Zulia, destrozaron la magia de la caballería andante y desataron una cruel ofensiva de cinco incogibles, explotando en una reacción en cadena al trio Entenza-Cruz-Cesar García, que no se hicieron justicia en el montículo, permitiendo otras tres anotaciones, a la postre decisivas.

En el séptimo capítulo, los caballos de Carlos Marti, amenazaron y llenaron las almohadillas, pero el experimentado relevista, Wil Ledesma, no permitió libertades y le receto sendos ponches a Yunior Paumier y a Alexander Ayala, liquidando la amenaza cubana.

El partido saco a flote deficiencias, hasta ahora bien ocultas, por la euforia victoriosa, del elenco de casa. Algunas preguntas quedaran flotando para siempre en la eternidad,¿Era necesario darle descanso a Frank Camilo?,¿Nadie fue capaz de analizar a fondo la forma física de Freddy Asiel Alvarez? ¿Es Yoelkis Cruz un relevista efectivo?

Lo cierto es que se perdió el partido y los caballos se pararon en seco. El ataque por aire parece mucho más peligroso. Mañana otra águila en el aire, esta en su territorio, la cosa se pone peor. 

Saludos amigos.



LO MEJOR DEL JUEGO: La ofensiva de los venezolanos

LO PEOR DEL PARTIDO: La apertura de Freddy Asiel Alvarez

LO MÁS ESPERANZADOR: Perdimos sin Frank Camilo

LO INCONSEBIBLE: La velocidad de Freddy Asiel Alvarez

EL APLAUSO: Para Carlos Benitez

MVP: Freddy Galvis, dos sencillos, un doble y tres impulsadas

EL BUZON DE LAS CRÍTICAS

1-Alexander Ayala jamás debió conectar al primer lanzamiento con lanzador nuevo y dos corredores en bases.

2- Frank Camilo es imprescindible en ese equipo, sin él, el juego es otro, completamente diferente.