OPINIÓN: El TERCER mejor equipo Cuba de la historia

Se trata del equipo Cuba que asistió al segundo Clásico Mundial, celebrado en el año 2009
Se trata del equipo Cuba que asistió al segundo Clásico Mundial, celebrado en el año 2009
Como todas las selecciones que se realizan donde sobran candidatos, la presente debiera ser controvertida. Muchos no van a estar de acuerdo con estos criterios, pero son míos y a nadie los pedí prestados. Lo que sigue es un ranking de los equipos Cuba de pelota en más de medio siglo, atendiendo a sus virtudes individuales y potencialidades colectivas.


Por Michel Contreras

Durante varias semanas he repasado decenas de conjuntos que lidiaron en Clásicos, Mundiales, Copas planetarias e Intercontinentales, Panamericanos y Centroamericanos. He indagado en archivos documentales, en Internet, me han enviado información amigos dentro y fuera del país. Al final, tres equipos me parecieron deslumbrantes. Hoy vamos a repasar el TERCER mejor team Cuba que nos ha representado en torneos oficiales de béisbol.

Se trata del plantel que asistió al segundo Clásico Mundial, celebrado en el año 2009. Que era superior inclusive al que participó en la primera edición de ese certamen, con todo y el vicecampeonato conseguido entonces.

La receptoría contaba con la exquisita protección de Ariel Pestano –aquel que parecía un torpedero tras el plato, según David Ortiz-, y tenía además a dos hombres aptos para empuñar el madero en cualquier emergencia, Rolando Meriño y Yosvany Peraza (de hecho, este último salió en el octavo episodio del choque eliminatorio contra Australia y desapareció la esférica para poner delante a Cuba).



El cuadro era eficiente a la defensa y capaz a la ofensiva. Más allá de incomprensibles decisiones del cuerpo técnico –el punto más bajo de la escuadra-, un infield con Joan Carlos Pedroso, Yuliesky Gourriel, Michel Enríquez y Eduardo Paret era, cuando menos, suficiente. Más aún si en el dugout esperaba su oportunidad un jugador como Héctor Olivera.

Los jardines lucían poco más que intimidantes. Frederich Cepeda y Leslie Anderson repetían de la versión precedente, y a ellos se sumaban la velocidad de Leonys Martín y, sobre todo, el poder de la yunta granmense integrada por Alfredo Despaigne y Yoenis Céspedes. (No por gusto, de los bosques salieron los únicos dos cubanos en el Todos Estrellas, Cepeda y Céspedes).

Por último, el pitcheo balanceaba la experiencia de varios estelares (Pedro Luis Lazo, Norge Luis Vera y Yuniesky Maya) con las ambiciones juveniles de pitchers con enormes facultades (Aroldis Chapman, Vladimir García y Miguel Lahera). Encima, había relevistas especializados en lanzarle a zurdos (Norberto González) y derechos (Luis Miguel Rodríguez y Yolexis Ulacia).



Brillante de una punta a la otra, el equipo apenas pudo anclar en el sexto peldaño luego de vencer a Sudáfrica, Australia y México (dos veces), y perder en par de oportunidades ante el posterior monarca, Japón, que dependió de Daisuke Matsuzaka e Hisashi Iwakuma para dejar a Cuba sin carrera en 18 entradas, con ese mismo número de ponches digeridos.


Receptores: Ariel Pestano Valdés, Rolando Meriño y Yosvani Peraza. Jugadores de cuadro: Joan Carlos Pedroso, Alexander Malleta, Héctor Olivera, Yulieski Gourriel, Eduardo Paret, Luis Miguel Nava y Michel Enríquez. Jardineros: Frederich Cepeda, Alfredo Despaigne, Leslie Anderson, Leonys Martín y Yoenis Céspedes. Lanzadores: Pedro Luis Lazo, Norge Luis Vera, Aroldis Chapman, Yunieski Maya, Luis Miguel Rodríguez, Norberto González, Yulieski González, Danny Betancourt, Vladimir García, Ismel Jiménez, Miguel Lahera, Yolexis Ulacia y Ciro Silvino Licea. Director: Higinio Vélez.


4

Síguenos en Facebook