AdSense

Con la tecnología de Blogger.

AddToAny

Cubanos en la MLB

Videos de los cubanos en la MLB

Entérate

El Yuli Gurriel

Cubanos otras Ligas

Serie Nacional

La Entrevista

» » » » CRÓNICAS DESDE CUBA: Víctor Mesa lo quiere todo y nadie podrá pararlo

Sus Cocodrilos están repletos de prendas preciosas y de trofeos intermedios, de cicatrices y de recuerdos peligrosos, y lo siguen, lo siguen como si fuera un mesías, un enviado de dios o el único salvador de la comarca.
Sus Cocodrilos están repletos de prendas preciosas y de trofeos intermedios, de cicatrices y de recuerdos peligrosos, y lo siguen, lo siguen como si fuera un mesías, un enviado de dios o el único salvador de la comarca.
Por Boris Cabrera.

Víctor Mesa lo quiere todo, cual Quijote romántico ha ido tumbando uno por uno, los molinos gigantescos que solo él veía en el horizonte, lleva detrás una tropa hambrienta, pero firme, una torre de babel pero con bandera, un arca de Noé que no huye de diluvios, los busca. Los records van estallando a su paso, vuelan en todas direcciones, se desintegran en una reacción en cadena, mientras la multitud lo ama o lo odia, lo envidia o lo aplaude, lo crucifica o lo canoniza.

Guerrero antológico, no anda con buenas maneras ni elegantes palabras, lo quiere todo, no mira hacia atrás cuando pisa los cráneos de enemigos vencidos, de sospechosos, de gente vacilante ni de silenciosos intrigantes. Lo quiere todo, ya no se conforma con títulos nobiliarios ni con llaves que abren ciudades enteras, lo quiere todo y ha llegado a las puertas del castillo. 



Sus Cocodrilos están repletos de prendas preciosas y de trofeos intermedios, de cicatrices y de recuerdos peligrosos, y lo siguen, lo siguen como si fuera un mesías, un enviado de dios o el único salvador de la comarca. 

Víctor Mesa esta embriagado del ego más grande del mundo, no quiere sombras ni mariscales de campo, no acepta opiniones diferentes ni estudios de mercado, le importa poco las estadísticas y las palabras de sabios o longevos guerreros. 

Él lo quiere todo, su tropa esta poseída por viejos demonios y por la sangre de los orishas africanos, Víctor lo sabe, lo aprovecha y lo hace fe.

Ya nadie será capaz de parar a Víctor Mesa, esta embriagado, se ha transformado en un suicida, se lo juega todo y peligra el silencio, la cordura y los pajaritos cantando por la mañana, es una tromba marina, un tornado violento sin trayectoria fija, un líder que solo tiene un objetivo: La victoria final.



Nadie ha ganado más veces que Víctor Mesa en una serie nacional, hoy ha puesto fuego y pólvora en arrietes y catapultas, ha recogido del suelo el cartel de la trituradora y lo ha clavado en las mismas narices de sus adversarios más fieros. Muchos dudosos corren a campo traviesa para unirse a las tropas, otros huyen despavoridos o se lanzan al foso del castillo real, y los reyes tiemblan en su trono, la tierra tiembla, los aficionados tiemblan.

Víctor lo quiere todo, no podrán pararlo árbitros ni estudiantes inmaduros, ni periodistas ni públicos contrarios, no lo pararan amigos ni familiares cercanos ni mucho menos leyes o directivas firmadas. Lo quiere todo y después tendrá que rendir cuentas en el séptimo cielo o en las mismísimas puertas del infierno, a los cocodrilos esas cosas le son indiferentes, en la guerra las leyes son otras, el fin justifica los medios. 

Saludos amigos.


«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua