AdSense

Con la tecnología de Blogger.

AddToAny

Cubanos en la MLB

Videos de los cubanos en la MLB

Entérate

El Yuli Gurriel

Cubanos otras Ligas

Serie Nacional

La Entrevista

» » » » » CRÓNICAS DESDE CUBA: Escúchenlo bien...el Gallo está vivo

Nadie tiene el derecho de dejar morir en la sombra un gallo como ese, de pura cepa criolla, de espuelas oportunas y de nervios recios.
Nadie tiene el derecho de dejar morir en la sombra un gallo como ese, de pura cepa criolla, de espuelas oportunas y de nervios recios.
Por Boris Cabrera.

El gallo está vivo, las espuelas están ahí, el pico, la cresta desafiante, está vivo y hay que decirlo, hay que gritarlo para que el grito fuerte de los mortales aficionados inunden los espacios vacíos. Ha caído varias veces en la arena, preso de incontables batallas y guerras a muerte, pero está ahí, se levanta como ave fénix y canta fuerte, está vivo, hay que decirlo, no puede quedar al margen de equipos desnudos y mucho menos de listados precipitados.


El gallo tiene un nombre, un apellido y muchas veces ha campeado por sus respetos. 

No está muerto, otras veces se ha levantado ayudado por fuerzas sobrenaturales y ha picado los ojos de contrarios, de incrédulos y de obstinados personajes. 

No me importa si sus plumas ya no brillan, si cojea o si no tiene potencia en las alas para levantar vuelos, pero es un gallo de pelea y está vivo, gallo herido que te mira con recelo, desde el piso, ahora su mirada es un puñal de acero, una onda expansiva que derrumba todo a su paso, ahora es más peligroso que nunca porque está en juego su honra y el espacio sagrado en el altar de la historia.

Aun respira, y por pudor hay que darle el beneficio de la duda, tiene que estar dentro de la valla, dentro del circulo de fuego, tiene que morir peleando, esa es su letra y su destino. 

Nadie tiene el derecho de dejar morir en la sombra un gallo como ese, de pura cepa criolla, de espuelas oportunas y de nervios recios. 


Ese gallo tiene corazón de hombre y aun canta por la madrugada, no se aparta, no se borra de un plumazo, no sirve para caldos ni se ablanda su carne con fuego, es un gallo fino, digno, de buenas maneras, pero fiero como pocos.

Ese es mi gallo y quiero convocar a letrados y a especialistas, a sabermetricos y matemáticos, a directivos y analistas expertos, a todos los que levantan la mano, a los que firman documentos y estatutos, a los que ponen cuños y confeccionan equipos sin directores, a todos los que viven del beisbol o para el beisbol, porque ese gallo tiene que morir en la arena, dando pelea, lanzando picotazos en el aire como ciego loco, haciéndole gala a sus múltiples cicatrices, a su valor extremo.

Ese gallo tiene nombre y apellidos y la gran mayoría quiere ver su nombre escrito en papeles o en servilletas, en pantallas de computadoras o en papiros egipcios, ese es mi gallo, el gallo de todos, porque aun respira, está vivo y lo necesitamos, su nombre: Frederich Cepeda.

«
Next
Entrada más reciente
»
Previous
Entrada antigua